¿Cómo Preparar Unas Albóndigas Con Salsa De Zanahoria?

Estamos hablando de un plato muy simple de hacer en casa y que gusta a la mayoría de la gente. Las albóndigas clásicas son acompañadas con salsa de tomate, aunque también se puede usar alimentos agridulces o especiados. Si pertenecen al club de fanáticos, sin dudas que encontrarán una comida riquísima con estas albóndigas con salsa de zanahoria.

Albóndigas Con Salsa
congerdesign / Pixabay

Es una realidad que para este platillo, una salsa bien preparada lo cambia todo. El sabor de la zanahoria es perfecta para el acompañamiento de las albóndigas y quedan excelentes.

Si prefieren una salsa sin inconvenientes, es posible triturar muy bien la zanahoria para conseguir una textura lisa y agradable al paladar.

Preparando Las Albóndigas

  • Medio kilo de picadillo de carne ternera.
  • Un huevo.
  • Medio vaso de leche.
  • Dos dientes de ajo.
  • Dos cucharadas de pan rallado.
  • Dos cucharadas de perejil.
  • Sal y Pimienta a gusto.
  • Harina.
  • Aceite.

Contenido De La Salsa De Zanahoria

  • Cuatro zanahorias.
  • Tres tomates rallados.
  • Un pimiento verde.
  • Una cebolla.
  • Medio litro de caldito de ave.
  • Un chorrito de vino blanco.
  • Una cucharada de harina.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y Pimienta a gusto.
Preparar Albóndigas Con Salsa De Zanahoria

Las Albóndigas

Primero, picar los dientes de ajo además del perejil hasta lograr 2 cucharadas. En un bol grande, agregar los ingredientes dejando de lado la harina y el aceite. Mezclar hasta lograr una integración de todos los elementos.

Publicidad
   

Ahora es el momento de utilizar la carne, hacer bolitas y rebozar en harina, quitando el exceso. Es una buena idea hacer las bolitas de albóndigas en pequeños tamaños, ya que de esta forma será más simple de comer y caerá mejor al cuerpo.

Calentar una buena cantidad de aceite en una sartén y freír las albóndigas hasta lograr un dorado ligero. A medida que las vayamos sacando del fuego, colocar en un plato con papel de cocina para absorber el exceso de aceite y las guardamos para más tarde.

La salsa de zanahoria

Cortar muy bien el pimiento y las zanahorias peladas con anterioridad. Picar la cebolla y rallar los tomates en un recipiente amplio, pueden usar un rallador que tengan en casa.

Calentar en una cacerola un poco de aceite de oliva a fuego moderado. Agregar la cebolla picada hasta que se poche. Es el momento de ingresar la zanahoria, el pimiento y cocinar hasta que queden a “punto”. Añadir el tomate cortado muy bien y reposar durante cinco minutos más.

Agregar una cucharada de harina y mezclar por unos minutos extra. A continuación, sumar el vino blanco y el caldo. Poner un poco de pimienta molida y sal (cantidad a gusto). Dejar que todos los elementos del bol hiervan hasta que las zanahorias estén tiernas.

Publicidad

Finalmente, añadir las albóndigas caseras a la cacerola y dejar cocinar durante diez minutos. Al final conseguiremos unas deliciosas albóndigas con salsa de zanahoria espectaculares que se pueden acompañar perfectamente con papas fritas o lo que gustes.

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.