¿Cómo Preparar Unas Albóndigas Con Salsa De Zanahoria?

0
53

Estamos hablando de un plato muy simple de hacer en casa y que gusta a la mayoría de la gente.

Las albóndigas clásicas son acompañadas con salsa de tomate, aunque también se puede usar alimentos agridulces o especiados.

Si pertenecen al club de fanáticos, sin dudas que encontrarán una comida riquísima con estas albóndigas con salsa de zanahoria.

Es una realidad que para este platillo, una salsa bien preparada lo cambia todo. El sabor de la zanahoria es perfecta para el acompañamiento de las albóndigas y quedan excelentes.

Si prefieren una salsa sin inconvenientes, es posible triturar muy bien la zanahoria para conseguir una textura lisa y agradable al paladar.

Preparando Las Albóndigas

  • Medio kilo de picadillo de carne ternera.
  • Un huevo.
  • Medio vaso de leche.
  • Dos dientes de ajo.
  • Dos cucharadas de pan rallado.
  • Dos cucharadas de perejil.
  • Sal y Pimienta a gusto.
  • Harina.
  • Aceite.

Contenido De La Salsa De Zanahoria

  • Cuatro zanahorias.
  • Tres tomates rallados.
  • Un pimiento verde.
  • Una cebolla.
  • Medio litro de caldito de ave.
  • Un chorrito de vino blanco.
  • Una cucharada de harina.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y Pimienta a gusto.

Preparar Albóndigas Con Salsa De Zanahoria

Las Albóndigas

Primero, picar los dientes de ajo además del perejil hasta lograr 2 cucharadas. En un bol grande, agregar los ingredientes dejando de lado la harina y el aceite. Mezclar hasta lograr una integración de todos los elementos.

Ahora es el momento de utilizar la carne, hacer bolitas y rebozar en harina, quitando el exceso.

Es una buena idea hacer las bolitas de albóndigas en pequeños tamaños, ya que de esta forma será más simple de comer y caerá mejor al cuerpo.

Calentar una buena cantidad de aceite en una sartén y freír las albóndigas hasta lograr un dorado ligero.

A medida que las vayamos sacando del fuego, colocar en un plato con papel de cocina para absorber el exceso de aceite y las guardamos para más tarde.

La salsa de zanahoria

Cortar muy bien el pimiento y las zanahorias peladas con anterioridad. Picar la cebolla y rallar los tomates en un recipiente amplio, pueden usar un rallador que tengan en casa.

Calentar en una cacerola un poco de aceite de oliva a fuego moderado. Agregar la cebolla picada hasta que se poche.

Es el momento de ingresar la zanahoria, el pimiento y cocinar hasta que queden a “punto”. Añadir el tomate cortado muy bien y reposar durante cinco minutos más.

Agregar una cucharada de harina y mezclar por unos minutos extra. A continuación, sumar el vino blanco y el caldo.

Poner un poco de pimienta molida y sal (cantidad a gusto). Dejar que todos los elementos del bol hiervan hasta que las zanahorias estén tiernas.

Finalmente, añadir las albóndigas caseras a la cacerola y dejar cocinar durante diez minutos.

Al final conseguiremos unas deliciosas albóndigas con salsa de zanahoria espectaculares que se pueden acompañar perfectamente con papas fritas o lo que gustes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here