Alimentos Con Ciertos Nutrientes Para La Memoria

0
55

Los alimentos integrales, las frutas y verduras variadas y las semillas son la base de una dieta para mantener en forma al cerebro. Los suplementos con vitaminas del grupo B y ácidos grasos esenciales también es útil.

A partir de los sesenta años aproximadamente una de cada cuatro personas ve afectada su memoria o su estado de ánimo.

Normalmente es algo que se acepta como consecuencia inevitable del envejecimiento del cerebro, pero según Patrick Holford, prestigioso nutricionista inglés especializado en nutrición ortomolecular y autor de Nutrición óptima para la mente, si suministramos al cerebro los nutrientes necesarios, no hay motivo para que la memoria y las facultades mentales se vean afectadas por la edad.

Alimentos para el cerebro
Unsplash / Pixabay

Numerosos estudios han demostrado que los suplementos con cantidades moderadas de vitaminas y oligoelementos pueden ser muy útiles. Entre ellos, el más amplio es el realizado por el doctor Rakesh Chandra, de la Memorial University de Terranova (Canadá). Comprobó en ochenta y seis personas sanas de más de sesenta y cinco años que la toma de suplementos durante un año mejoraba de forma muy significativa los resultados en test cognitivos.

Con una dieta equilibrada no siempre se obtienen todos los nutrientes que se necesitan, y menos al envejecer. Por ejemplo, muchas personas ven como su estómago segrega menos ácido clorhídrico, lo que afecta inmediatamente a la capacidad de digerir y, por lo tanto, de absorber, proteínas, vitaminas y minerales.

Salud En La Mesa

Los cinco principales nutrientes de los que debemos hacer un aporte extra para mantener nuestro cerebro en óptimas condiciones son: vitaminas del grupo B, antioxidantes, oligoelementos (sustancias que están en muy baja concentración en el organismo), ácidos grasos esenciales y fosfolípidos (ayudan a fabricar membranas cerebrales y uno de ellos, la fosfatidilcolina, tiene un papel importante en la formación y el mantenimiento de neurotransmisores).

Para cubrirla ingesta de todos estos nutrientes, deberemos:

  • Consumir alimentos integrales y evitar los alimentos refinados y demasiado cocidos.
  • Consumir más de cinco raciones de verdura y fruta al día.
  • Evita el azúcar y los alimentos que lo contienen.
  • Combinar siempre proteínas animales o vegetales con carbohidratos.
  • Comer pescado tres veces por semana, dos de ellas pescado azul, y mejor especies pequeñas.
  • Si se toma carne, que sea ecológica.Los huevos también deberían serlo.
  • Comer nueces y semillas. Las mejores son las de lino, cáñamo, calabaza, girasol y sésamo. Se aprovechan mejor moliéndolas y esparciéndolas sobre sopas, cereales y ensaladas.
  • Usar aceites de primera.
  • Come lo mínimo posible alimentos fritos, alimentos procesados y grasas saturadas de la carne y productos lácteos.

Una Ayuda Extra

Es recomendable tomar suplementos multivitamínicos y minerales, aunque, como siempre, conviene consultar antes con un especialista:

  • Vitamina C: 3 g al día, en dos tomas, que deberían aumentarse con la edad.
  • Vitamina E: la dosis es 100 UI al día por cada década de vida.
  • Ácidos grasos esenciales: el suplemento debe proporcionar 1.000 mg de EPA/DHA.

Tomar un suplemento formulado con nutrientes para el cerebro que contenga fosfolípidos(fosfatidilcolina, citicolina y serina), piroglutamato, DMAE, ácido pantoténico y ginkgo biloba. Esta planta mejora la circulación en el cerebro y, por lo tanto, el aporte de nutrientes.

Es recomendable que el suplemento escogido tenga una concentración del 24% de flavonoides y tomar de 30 a 50 mg tres veces al día. Tanto el ginkgo biloba como los ácidos grasos es mejor no simultanearlos con la toma de anticoagulantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here