Aplicaciones Medicinales De La Hipnosis

Aunque conserva cierto aire misterioso, la hipnosis es un arma muy eficaz que la medicina utiliza hoy en día. Sus aplicaciones más frecuentes son la corrección de malos hábitos, el control de las fobias y la anestesia del dolor.

En este último caso, no se trata sólo de personas a las que se desaconseja la anestesia farmacológica: también la hipnosis sirve para que los pacientes con dolores crónicos puedan sentirse mejor.

Hipnosis

La Hipnosis

A estos pacientes se les pueden enseñar técnicas de autohipnosis, que les permitan imaginar sus dolores, trasladarlos a distintos lugares del cuerpo y, por fin, expulsarlos de él. Pero hay poco de esotérico en todo esto: tanto psiquiatrías como médicos que se especializan en el tema insisten en que no hay paciente que pierda el control de sus actos cuando está en trance.

Nadie podrá obligarlo a quitarse la ropa, por ejemplo, si no quiere. Así y todo, hipnotizar a un individuo al punto de que resista, por ejemplo un tratamiento de conducto, puede llevar varias sesiones previas. Incluso, hay personas no hipnotizables, aunque los médicos recalcan que son muy pocas. Esta capacidad de ser hipnotizada parece estar en relación directa con la imaginación.

Por supuesto, un tema fundamental en la eficacia de la hipnosis es la confianza en el terapeuta. Para ello, hay que recurrir sólo a profesionales serios y de referencias intachables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR