Aspidistra: La Planta Para Interiores Oscuros

Si hay una planta para interiores por excelencia es la aspidistra o mejor llamada “Hojas de salón”. Su auge como tal ha decaído porque los vegetales están sujetos (también ellos!) a los vaivenes de la moda.

Aspidistra

La Aspidistra

Pertenece a la familia de las liliáceas (como los lirios y los jacintos). Las flores pasan, generalmente, inadvertidas, porque se desarrollan casi al ras de la tierra y duran sólo un día. Uno de los rasgos sobresalientes de la aspidistra es que soporta sin problemas condiciones de poca luz: allí donde otras plantas languidecen y se retuercen, ella crece lozana.

Es más, los rayos del sol queman sus hojas por lo cual, salvo en sitios muy umbríos, vegeta mal en exteriores. Es tan rústica que tolera corrientes de aire y atmósferas cargadas de humo; la única contraindicación es colocarla cerca de los calefactores, ya que el calor excesivo hace amarillear el follaje.

No tiene demasiadas exigencias en cuanto a suelos y las fertilizaciones son beneficiosas si se moderan, porque un exceso de las mismas puede producir malformaciones en las hojas. Los riesgos deben ser abundantes en verano y reducirse en invierno, pero de todas formas son plantas resistentes.

Existe una variedad con hojas con bandas longitudinales blancas o amarillentas. Esta requiere un poco más de luminosidad que la prototipo y su variado se acentúa si se la mantiene en una maceta relativamente pequeña y entierra no demasiado rica.

Las aspidistras son plantas rizomatosas, de lento crecimiento, que se multiplican por división de atas en agosto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR