Saltar al contenido

Pon A Excel De Tu Lado En Business Intelligence

Como trabajar hojas de calculo con excel

Cuando hablamos de analizar ventas, cifras, datos o información, la primera herramienta que indiscutiblemente nos viene a la mente es una hoja de cálculo. Así pues, poner a Excel de nuestro lado será esencial para comprender en profundidad qué está pasando en la empresa, nuestra web, blog o redes sociales y, en base a ello, tomar decisiones adaptadas a cada caso para maximizar los ingresos y el ROI de cada operación.

La Business Intelligence ha adoptado en muchos casos ciertos patrones de Excel o las hojas de cálculo para organizar sus tablas. Las decisiones sobre la Business Intelligence se deben tomar de forma versátil, siendo esta una herramienta y no una finalidad.

Trabajar con tablas de Excel

Es decir, con disponer de la información no tenemos suficiente, debemos ser capaces de procesarla y que sirva a su vez para modelar ciertas acciones de negocio, el trabajo de algunos empleados o bien los presupuestos asignados a cada campaña.

Una vez manejamos los datos desde la propia herramienta de business intelligence o bien desde un Excel donde limarlos, debemos visionar qué queremos conseguir antes de diseñar una hoja de cálculo o un informe adecuado para cada caso.

La inacabable cantidad de información que podemos mover hace que sea crucial saber cómo filtrarla, cómo gestionarla y, finalmente, cómo analizarla. Cualquiera de estas tres etapas podría suponer una importante ineficiencia empresarial.

Conocer Business Intelligence

Si no sabemos escoger los datos que nos serán relevantes vamos a tener a la herramienta de Business Intelligence, trabajando y extrayendo la información durante un periodo prolongado o, cuanto menos, excesivo para lo que verdaderamente necesitamos.

Por otra parte, si no sabemos gestionar esta información no podremos representar adecuadamente las métricas que queremos analizar.

Excel es una herramienta muy potente que permite hacer casi cualquier combinación con los datos para ajustarlos a nuestras preferencias. Fórmulas, macros, tablas y gráficos dinámicos… tenemos un sinfín de posibilidades a explotar para que no seamos víctimas de la información sino que esta sea la herramienta de negocio que esperamos de ella.

Finalmente, la presentación de los datos es esencial para iniciar el análisis. Debemos ser claros y concisos en la curación de datos y filtros aplicados. El exceso de información puede ser, de nuevo, una barrera importante a la adecuada toma de decisiones, aunque la respuesta se hallara en esa misma tabla o informe que hemos generado.

La business intelligence ofrece muchas posibilidades.