Diferencias Entre Café En Cápsulas y Café En Grano Para Hostelería

Decidir qué tipo de café ofrecer en tu negocio de hostelería puede generarte grandes dificultades, sobre todo ahora, que tienes un gran catálogo de alternativas entre las cuales escoger.

Hoy queremos ayudarte a tomar la decisión más adecuada pensando en tu clientela hablándote de las distintas características de las cápsulas café hostelería y los granos de café o el café en grano. ¿Cuál elegir? Pues esa es la cuestión.

Tomando un café

fancycrave1 / Pixabay

☕️ La practicidad de las cápsulas de café vs. Lo artesanal de los granos de café

Nos parece interesante iniciar con esta dicotomía que divide a las cápsulas de café y los granos de café en dos segmentos bien distintos.

Por un lado, la practicidad de las cápsulas, por el otro, lo artesanal del café en grano. En el primer caso, la preparación elimina pasos que al utilizar granos son elementales dar.

Capsula de café

CITYEDV / Pixabay

Con las cápsulas, sólo basta con contar con las cafeteras de cápsulas industriales, que las hay de diversos precios y calidades, y luego utilizar el agua adecuada.

Pero al usar granos, se necesita el molinillo para molerlo. También hay maquinaria de café para cafeteria que permite acelerar bastante el proceso, pero siempre será una tarea más artesanal.

☕️ Conservación

Uno de los mayores pros o ventajas asociados en las cápsulas de café para hostelería es su conservación. Debido a que el café ya se encuentra encapsulado, el paso del tiempo no le afecta tanto como al café en grano. La cápsula también lo protege de la humedad, el oxígeno y la luz, que son los principales enemigos del café.

Por su parte, para preservar el café en grano, la tarea la debes llevar a cabo tú mismo. En principio, alejándolo de la temperatura y la luz, colocándolo en la nevera.

Café para tomar en capsula

ralfor / Pixabay

Una vez abierto el paquete tendrás que cerrarlo cuidadosamente de manera tal que el grano no esté en contacto con el oxígeno o de lo contrario podría terminar oxidándose, perdiendo algunas de sus propiedades esenciales.

También siempre suele ser recomendable moler el café en el momento, dado que el café en grano se conserva mucho mejor que el café molido.

☕️ Frescura

Hay quienes dicen que el sabor y aroma del café recién molido no se compara con aquel que se obtiene del café en cápsulas, dado que, en este último, el café lleva molido ya cierto tiempo, pese a que se conserve muy bien.

Granos de café

Christoph / Pixabay

De esta forma, si de frescura hablamos, el grano de café es el vencedor frente a la cápsula.

☕️ Precio

Y es que, si tienes un negocio en el sector de la hostelería, antes de dar cualquier paso, siempre te fijarás en el precio. Si comparamos el café en grano y el café en cápsulas, el primero es mucho más económico que el segundo y así, esto eleva el precio de la taza de café, importante factor a considerar.

Hacer café en maquina

Pexels / Pixabay

Sin embargo, las cafeteras de cápsulas suelen tener un valor inferior al de las cafeteras con molinillo incorporado. Con lo cual, la decisión se torna más compleja, dado que es materia prima vs. Máquina.

☕️ Variedad de sabores

De alguna manera, las mezclas que propone el café en cápsulas son bastante más limitadas que aquellas que puede ofrecer el café en grano, dado que este último es mucho más versátil en este sentido, con sus infinitas posibilidades en cuanto a combinaciones.

Ahora que ya tienes más información ¿con cuál de estos dos productos te quedas? En Productos del café, encontrarás una gran variedad de café en cápsulas y café en grano para tu negocio de hostelería.