Consejos Para Calmar A Una Mascota Durante Una Mudanza

A las mascotas no les gusta para nada las grandes mudanzas ya que suelen ponerse muy nerviosos y es por esto que quiero recomendarles algunos consejos para que se calmen durante una mudanza ya que suele ser un proceso complicado que el animal sienta como su hogar la nueva casa.

Mudanza de la mascota

Alexis / Pixabay

Una mudanza es un cambio total de hábitat para la mascota y esto implica un cambio de vida total, el animal puede sentirse nervioso o confundido sin embargo calmar a un perro o gato puede llevar poco tiempo y seguro permitirá disfrutar del hogar de la mejor manera desde el primer día.

Casi siempre la mudanza implica problemas a la vista, diferentes movimientos de muebles, cajas pueden llevar a la mascota a no entender los cambios, puede sentirse nervioso y hasta lastimado por el trabajo de personas externas que se encargan del trabajo pesado.

Una recomendación para que el animal se quede tranquilo es dejar que se quede en una habitación del hogar que no haya ruidos exteriores para evitar cualquier problema con la mascota, hay que tener en cuenta que cualquier ruido puede poner nervioso al animal y querer escapar por eso es de suma importancia vigilar las puertas, ventanas y otras aberturas en donde pueda escapar.Es necesario también destacar que la mascota tenga a la vista sus juguetes o mantas para que se sienta en casa, aunque la casa esté irreconocible.

Pero esto no es todo ya que también hay que pensar en el transporte de la mascota, hay que tranquilizar al animal por todos los medios posibles para que su viaje sea placentero, se recomienda colocar a la mascota en una jaula transportadora o en alguna caja cómoda ya que de esta forma se puede evitar cualquier rasguño o mordedura del animal.

Gato en el departamento

Boboshow / Pixabay

Es interesante recordar que el sentido del olfato de las mascotas es mucho mas agudo que el de las personas, por lo tanto el animal se sentirá mucho mejor si en el hogar nuevo ya se instalaron los muebles de la vivienda anterior ya que por medio del olfato lo ayudará a sentirse como en casa, una vez que se instalen en el nuevo hogar dejen que la mascota investigue todos los rincones, es solo cuestión de tiempo para que su adaptación sea la correcta.

Es conveniente que el perro o gato se quede dentro de la cada durante los primeros días, para ser más especifico si es un gato hay que esperar un tiempo hasta que se sienta cómodo y tranquilo mientras que si es un perro es necesario acompañarlo con una correa en un principio.