¿Cómo Mejorar Tu Capacidad Mental Con Ejercicios Simples?

¿Qué comí ayer de primero? ¿Dónde he dejado las llaves? ¿ Cuál es la clave de mi tarjeta de crédito?

Seguro que en más de una ocasión te has encontrado haciéndote alguna de estas preguntas. Y es que la memoria es una capacidad mental que se puede ir deteriorando con el paso del tiempo, aunque no siempre tiene por qué ocurrir así.

Esta pérdida de vigor mental, pese a lo que muchas personas creen, no es un proceso inevitable a partir de una determinada edad, por lo que la resignación no es la actitud más aconsejable para hacerle frente.

capacidad mental

Capacidad Mental Con Ejercicios

Hasta hace poco tiempo se creía que el cerebro crecía rápidamente durante los primeros tramos de vida y que este mecanismo de desarrollo finalizaba al llegar, más o menos, a los veinte años.

A partir de ahí, el deterioro era una consecuencia inevitable, y se daba incluso por normal que en la vejez alcanzara unas cotas máximas.

Sin embargo, en los últimos tiempos se está aceptando cada vez de forma más generalizada que, al igual que el buen tono muscular es producto de una actividad física más o menos habitual, nuestro cerebro consigue un mejor rendimiento cuando se le aplica una “tabla de ejercicios mentales” variada y constante.

Los científicos que se dedican a investigar el cerebro han demostrado que las neuronas, son las únicas células de nuestro organismo humano que, una vez que han muerto, no son sustituidas por otras células, basan su funcionamiento no en cantidad, sino en la red de circuitos que se establecen entre ellas.

cerebro

Es decir, cuanta más actividad cerebral nos impongamos, más frecuentes y estables resultarán las conexiones neuronales, que, además, se pueden incrementar.

Entonces, si es algo que depende de nosotros, ¿Cómo podemos conseguir que se incremente el número de esas conexiones? De una manera muy fácil: usando la cabeza.

Lo primero: mejora tu atención

La atención capta y la memoria retiene, de ahí que sean los puntos clave para la gimnasia mental. La atención es previa a la memoria; lo primero para memorizar es registrar todo lo que interesa.

Luego hay que buscar las asociaciones para extraer lo aprendido previamente y trae a tu actualidad.

Algunos ejercicios fáciles:
  • Trata de recordar lo que has comido durante la última semana de primer plato.
  • Con otra persona, lee una frase al azar de un libro. Ciérralo y repítela exactamente, para que tu compañero, a su vez, pronuncie las mismas palabras.
  • Por la mañana, haz el propósito de realizar un acto concreto en un momento del día. Por ejemplo, proponte echarte una crema hidratante en las manos a la una de la tarde.
  • Cuando vayas por la calle, observa las matrículas de los coches. Haz el ejercicio de ordenar las cifras de mayor a menor o de menor a mayor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR