Contratos Por Diferencias: ¿Por Qué Operar Si Son Productos De Alto Riesgo?

Sí, los Contratos por Diferencias o CFD son productos de riesgo. Son derivados financieros que pueden resultar en ganancias, pero que se caracterizan por comportar un elevado nivel de riesgo, por lo que no son activos para toda clase de carteras.

La Comunicación

Contratos por Diferencias

Para invertir a través de un CFD es necesario tener un cierto nivel de experiencia en los mercados y nunca arriesgar más dinero del que se puede permitir perder.

Pero aún sabiendo el riesgo que se corre con las operativas a través de CFD, éstas gozan cada vez de una mayor popularidad. El por qué reside en estos tres puntos:

Se puede comprar una gran cantidad de activo con poco dinero. A esto se le llama el efecto apalancamiento. Para hacer una inversión sobre 100 acciones a 10 Euros la acción, una operativa tradicional le costaría al inversor 1.000 Euros.

Esta misma inversión a través de un CFD puede realizarse por un depósito del 10% del valor de la acción, lo que la operativa en total saldría por unos 100 Euros.

Es decir, mediante el CFD se podría operar sobre la misma cantidad de activo subyacente, 100 acciones, a un precio mucho más inferior (100 Euros en vez de 1.000).

También hay que tener en cuenta que con el CFD se debe pagar una comisión al proveedor (la mayoría de las compañías proveedoras tienen comisiones del 0.1% en adelante) y que el margen requerido varía según la naturaleza del activo subyacente (no es lo mismo el margen en el mercado de acciones, que en forex o commodities, etc.).

Permiten invertir cuando el mercado sube y cuando el mercado baja. Los CFDs se pueden operar en ambas direcciones: al alza y a la baja.

Esto supone sin duda una ventaja cuando la volatilidad es elevada y la tendencia de los activos no siempre muestra números verdes.

Una operativa a la baja con CFDs se trata de vender un activo financiero para comprarlo de nuevo a un precio inferior y obtener ganancias de esta diferencia de precio.

Forex Online

¿Y quién está dispuesto a sacar ventaja ante la caída de los mercados? Pues un ejemplo sería un agricultor al que le va a ir mal la cosecha de un determinado producto.

Como sabe que el producto no es de calidad y el precio de esta commodity caerá en el mercado, invierte en CFDs sobre esta materia prima a la baja. Esta sería una forma de recompensar sus pérdidas en el campo con sus ganancias en el mercado financiero.

La cantidad de activos donde invertir es muy variada. Los CFDs más populares en España son los que se operan con acciones y pares de divisas. Pero a través de estos contratos se pueden ejercer operativas de lo más dispares: materias primas, opciones, índices de todo el mundo, opciones binarias, metales, energías, bonos, tipos, etc.

Dentro de estos mercados financieros existen miles de activos, lo que hace que la oferta en CFDs sea enormemente amplia.

Éstas son sin duda razones de peso para que la demanda de CFD se haga cada vez más creciente en España. Pero no hay que olvidar que para operar con ellos es necesario aferrarse a una buena gestión del riesgo como eje primordial de la estrategia de inversión.

Los comentarios anteriores no constituyen asesoramiento sobre inversiones y por tanto IG Markets no acepta ninguna responsabilidad sobre ningún uso que se pueda hacer de ellos.

Los CFDs son un producto apalancado que conllevan un alto nivel de riesgo y  pueden ocasionar pérdidas que excedan su depósito inicial. Asegúrese de que comprende por completo el riesgo que implican y realice un seguimiento constante de su inversión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR