Sepa Cómo Controlar A Chicos Acelerados Con Éxito

0
120

Cuando los chicos empiezan a jugar entre ellos, sobre todo los varones, es común que se “aceleren”, y si surge la pelea pueden pasar a las manos con facilidad.

Es muy importante para que no lleguen a la violencia (y usted tampoco), que aprendan a controlarse y olvidarse de tener chicos acelerados en casa.

Si bien toda la educación actual tiende a ayudar a que las emociones se liberen, entre “represión”y “control” hay una gran distancia. El control, “respirar hondo”, saber poner un límite al desborde, es fundamental.

Cuando la situación sale de cauce, acérquese. Antes de oficiar de árbitro proponga con firmeza que “todos nos tranquilicemos”.

Puede usar para esto el método que quiera: contar hasta diez, respirar profundamente tres veces
suspirar y, por último, una sonrisa. Si cuando hacen esto igualmente después siguen los chicos acelerados, vuelva a intentarlo.

Así, los chicos se “alejarán” mentalmente de la pelea y la agresividad. No actúe usted con violencia. Si propone a un chico que se tranquilice, no lo haga a los gritos.

Mírelo fijamente, con autoridad, pero no lo “sacuda” porque él seguro tratará de “zafarse” y el resultado será contrario al que busca.

No sea indiferente. Gritar desde el rincón opuesto de la casa pidiendo calma rara vez es eficaz. Vaya y muestre que a usted le importa lo se que está pasando.

Tampoco sea “metida”. Los chicos necesitan un cierto margen de libertad para resolver sus conflictos, y si un mayor está siempre arreglándoselos, no aprenderán nunca a hacerlo por sí mismos.

La idea es poner el límite cuando sea necesario para que puedan llegar a la solución del problema sin violencia.

Muchas veces los chicos reflejan en sus juegos y peleas lo que pescan en casa. Si sus hijos comienzan a pegarse, a gritar más que de costumbre o adquieren actitudes violentas, reflexione sobre la posible razón.

Todos los chicos tienen de vez en cuando una “racha” agresiva, pero una mamá observadora puede darse cuenta de si es pasajera o producto de un conflicto más serio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here