Saltar al contenido

Jugar Con La Gama De Colores En Cosmética Para La Mujer

Maquillajes y Bases

La gama de colores que se puede utilizar en cosmética comprende el espectro completo, es decir, todas las tonalidades del arco iris, además del negro y el blanco.

La elección de los colores vendrá determinada por el tipo de cara y por las modas. Los tonos claros producen un efecto ligero, vaporoso y juvenil, mientras que los tonos oscuros son más pesados.

Al grupo de los colores cálidos pertenecen el amarillo, el naranja y el rojo. Los fríos van del verde al azul.

[amazon_link asins=’B009RJLWR0,B01HYXZTEW,B00TPDVUTI,B01J5ICSUM,B017B9SSOW,B06Y4Z5R71,B006EHWDEE,B075L97CF7,B00S68J6OE’ template=’ProductCarousel’ store=’rdt04-21′ marketplace=’ES’ link_id=’cb29c4e1-2309-11e8-94c5-0321086ae816′]

Los colores utilizados en cosmética cumple funciones específicas:

– Los tonos de base son el beige, el beige rosado, el rosa, el marrón y el marrón rosado.

– Para matizar se utiliza todas las tonalidades del rojo, el azul, el verde, el rosa, el violeta y el gris, así como el negro y el blanco.

– Las correcciones se realizan con barras de labios, lápices para las cejas y para los ojos, y rímel en tonos fuertes o pastel.

– El plateado, el dorado, los tonos nacarados, el cobre y el bronce se utilizan como colores de fantasía.

El maquillaje del día

El efecto óptico de los colores está muy determinado por la luz ambiental, y la impresión que producen a la luz del día es muy diferente de la que causan con la luz artificial de las bombillas o los tubos de neón.

Por este motivo, al aplicar el maquillaje se debería disponer de una iluminación suficiente.

En cuanto al maquillaje de día, lo más indicado sería realizarlo con luz natural, ya que un maquillaje que se ha realizado con luz artificial y escasa puede sorprendernos al verlo a la luz del sol.

El primer paso es untar el rostro con una crema sencilla que sirva como base, y sobre ella, aplicar el maquillaje o los polvos elegidos. El tono de éstos debería ser el de la piel para evitar contrastes de color entre la cara y el cuello.

[amazon_link asins=’B00RSF7RHO,B01MQ4QSHG,B073TQLZXT,B01M9CDWGX,B071FJRW6H,B074SCX61T,B075F4MC7R,B06WWR9N9W,B01H2Z5YC4′ template=’ProductCarousel’ store=’rdt04-21′ marketplace=’ES’ link_id=’95e83c6c-230a-11e8-9e07-efd1d657aba6′]

Los ojos y los labios se acentuarán con suavidad. Las cejas se puede modelar extrayendo los pelitos que queden fuera del contorno deseado con ayuda de unas pinzas. Si es necesario, el perfil y el color se pueden corregir con un lápiz para las cejas.

En vez de trazar una línea continua, lo mejor es pintar cada uno de los pelitos. El color de la sombra de ojos debe combinar con el de los ojos o el de la ropa. Además es conveniente adecuar el maquillaje a cada ocasión.

Así pues, no resulte demasiado oportuno ir a la oficina con el llamativo maquillaje con el que acudiríamos a una fiesta.

A los pómulos se les puede aplicar colorete de un tono acorde con los dictados de la moda o con el color de la piel. Esto los subrayará y hará el rostro más alargado.

Si se sufre de rosácea no conviene utilizarlo, puesto que las mejillas ya tienen un tono más rojizo de lo que la persona desearía. Y si además se les añade colorete, la cara parecerá todavía más redonda.

El maquillaje de noche

La luz de las bombillas y los tubos de neón atenúa los colores, y parecen menos intensos que a la luz del día. Por tanto, los colores de base y los utilizados para el modelado en el maquillaje de noche pueden ser dos o tres tonos más oscuros que los del maquillaje de día.

Después de aplicar una crema de base adecuada al tipo de piel en cuestión, se pueden suavizar los defectos con una barra correctora y, por último, extender el maquillaje que dará el tono de fondo.

[amazon_link asins=’B017B9SSOW,B074PLBFGR,B01NH9ODBB,B00V4NRQD6,B018XDFIO8,B002BADJVE,B00X9TXQS2,B078S33L3J,B0186ZLM3Y’ template=’ProductCarousel’ store=’rdt04-21′ marketplace=’ES’ link_id=’b1e3838b-230b-11e8-b3c4-9bb32c38ba1e’]

En el maquillaje de noche se puede utilizar también más colorete que en el de día. El maquillaje de los ojos requiere una atención especial, pues con él se acentuará la expresividad del rostro.

El color de la sombra de ojos adecuará al de los ojos o al de la ropa. Si bien se puede matizar con un tono dorado o plateado. Las pestañas también se pueden maquillar algo más que durante el día, pero preferentemente en negro o en azul oscuro.

Para el lápiz de labios se puede optar por un color más intenso, y realzarlo con una capa de brillo.