Cremas Antiestrés Con Incienso y Ginseng

 

Habitualmente lo usamos como aromatizante, porque favorece la meditación y además, perfuma agradablemente un ambiente. Pero el incienso es una resina que distiende la piel y , agregado a las cremas de uso habitual, es un excelente relajante para cutis estresados.

Cremas Antiestrés

Se puede comprar en polvo y aplicar con una máscara de leche en polvo y té de manzanilla, pincelando el rostro, el cuello y toda el área del escote. Se retira con una compresa de agua tibia, luego de unos 20 minutos. Las arruguitas pequeñas, que aparecen cuando el rostro está excesivamente cansado y tenso, desaparecen.

El ginseng es otro excelente reactivador de la piel; en Japón se la considera una planta de la juventud. Hay que agregarlo a las cremas habituales o adquirir en un laboratorio crema base, medir 30 gramos y mezclar en un potecito con una pizca de polvo de ginseng.

Así enriquecida, la crema actúa específicamente sobre las arrugas y la falta de tonicidad. Conviene aplicarlas todas las noches y a los pocos días se ven resultados notorios. Recuerde que el ginseng es una planta muy potente.

No hace falta agregar más que una pequeñísima cantidad. Puede completar su tratamiento de belleza con infusiones, tres veces por día.

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada nueva actualización.

Deja un comentario

Nuestros artículos
en tu eMail

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada actualización del blog.