Consejos Para Cuidar Al Gato De Los Fuegos Artificiales

Durante las épocas festivas los fuegos artificiales son una costumbre en gran parte del mundo. Desde grandes hasta pequeños disfrutan de iluminar el cielo varias veces al año, lamentablemente los gatos no forman parte del disfrute.

Los gatitos tiene un sentido del oído muy avanzado en comparación al de los humanos, de modo que pueden escuchar sonidos casi inaudibles para nosotros. Entendiendo este pensamiento, vamos a saber por qué se asusta con facilidad cuando las personas se encuentran celebrando sus fiestas.

Los felinos pueden llegar a pasar un momento traumático y quedar debajo de la cama durante varias horas luego de que las “explosiones” finalicen, temblando de miedo. A continuación vamos a conocer cómo cuidar al gato de los fuegos artificiales.

 
cuidados del gato

Alexas_Fotos / Pixabay

Consejos para calmar al gatito
  • Dejarlo en casa: Una fuerte explosión puede traer como resultado que nuestro gato huya del hogar en busca de tranquilidad. Si está en casa no habrá problema alguno, porque está en un lugar que se siente seguro, pero si está lejos de ella puede terminar perdido o accidentado.
  • Conseguir un lugar adecuado para él: Durante el tiempo que duren los fuegos artificiales, es recomendable que el felino tenga su propio espacio, con ventanas y puertas herméticas. Allí dispondrá de comida, agua y por supuesto su arenero, pero a su vez es elemental que pasemos tiempo con él, siempre la compañía es fundamental.
  • Entretenimiento con el gato: Si pasamos un buen momento con nuestra mascota lograremos que no piense en los fuegos artificiales. Durante este lapso, podemos sumar música tranquila con un volumen adecuado y dar mucho amor pero sin agobiarlo. Actuar con tranquilidad y que poco a poco vaya comprendiendo que no existe nada malo para él.
consejos para cuidado del gato

bogitw / Pixabay

¿Por qué es dañina la pirotecnia para las mascotas?

Tanto los felinos como los perritos son cuatro veces más sensibles a los sonidos que los humanos, solo resta imaginar los perjuicios que traen los fuegos artificiales (taquicardia, temblores, ahogo, vómitos, miedo y muerte).

Como recomendación es aconsejable evitar la utilización de los fuegos artificiales para cuidar la salud de nuestro gato.