Consejos Para Curar A Un Gatito Agresivo

 

Un gatito juguetón puede, a veces, ponerse irritable y agresivo cuando alguien trata de acercarse a él. Los motivos van desde celos por la llegada de un nuevo integrante de la familia, claustrofobia y falta de una pareja hasta, simplemente, demasiadas energías acumuladas y muy poco que hacer.

Gatito Agresivo

Como la mayoría de nosotros, el gato necesita una descarga emotiva. Para que las tensiones de su gato no se conviertan en rasguños y mordiscones, ármele un juguete con el que podrá divertirse y calmarse al mismo tiempo.

En un tronco o madera grande, fije un alambre flexible con una laucha de goma en la punta. También puede probar con una pelotita de colores o un sonajero pequeño. Esto lo mantendrá entretenido y servirá también para que desgaste sus uñas contra la madera.

Otra opción es dejarlo algunas horas sin alimento y luego darle de comer colocando un aro o varilla entre el plato de comida y el de agua. De este modo, tendrá que saltar para dirigirse de uno a otro y estará más cansado y relajado cuando se acerque para acariciarlo.

Cualquiera de estos consejos puede resultarle útil para mantener el control a un gatito malhumorado.

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada nueva actualización.

Deja un comentario

Nuestros artículos
en tu eMail

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada actualización del blog.