Cutis Perfecto: La Limpieza Es El Primer Paso

Para tener un cutis liso y joven es necesario, como paso principal, desmaquillarla y limpiarla todos los días sin excepción. Aunque los productos y los cosméticos ayuden a minimizar las arrugas, el único elemento que le devuelve frescura a la cara es la limpieza.

Cutis

Un Cutis Perfecto

Lo ideal es realizar este operativo a la noche, puesto que es el momento en que más tiempo se posee y, además, resultará perfecto para obtener una sensación de bienestar muy agradable, precisamente, antes de acostarse. Por otro lado, permitirá que las cremas actúen durante varias horas para, a la mañana, encontrar el cutis sin rastros de cansancio.

Uno de los objetivos principales de la limpieza es eliminar la suciedad acumulada a lo largo del día, darle brillo y elasticidad a la piel y mejorar su apariencia opaca otorgándole una coloración rosada y saludable. Si se realiza en forma continua, se previenen las arrugas y las antiestéticas manchas.

cutis de mujer

Los pasos a seguir para una piel normal en lo que a limpieza se refiere son los siguientes:

Primero, hay que desmaquillar el cutis con una crema de limpieza teniendo la precaución de colocarla sobre la piel con los dedos y retirándola, luego, con un algodón embebido en un tónico refrescante y humectante o una loción antiarrugas. Una vez que se ha quitado toda la crema y se ha limpiado el rostro se podrá notar una mayor luminosidad y tersura.

El segundo paso es imprescindible para la penetración profunda de los productos. Se trata de los masajes que deben realizarse en forma ascendente y con alguna crema nutritiva vitaminada, con germen de trigo o colágeno, pero siempre intercalándolas día a día para no producir acostumbramiento a sus principios activos.

Los masajes se efectúan durante 10 y 15 minutos. Finalmente se retira el excedente de crema con un apósito de algodón embebido en algún tónico refrescante.

hermoso cutis limpio

Después resultará perfecto aplicar una máscara antiarrugas a base de colágeno para que actúe durante 15 minutos.

Luego de quitarla con un trozo de algodón mojado en tónico refrescante, puede colocarse un refuerzo protector de acción nocturna, como cremas con nanósferas, o ampollas de aceite de germen de trigo, colágeno, elastina o áloe vera.

En caso de tener cutis graso, la limpieza tendrá que hacerse con leche o geles en lugar de cremas y demás productos untuosos.

A su vez, el tónico será a base de pepinos o calénduala. Por último, se coloca una crema humectante, en caso de que sea necesario, pero sólo en la zona de las ojeras y comisuras de los labios.

De todos modos y si su piel es muy sensible, antes de probar suerte con algún tratamiento, conviene que consulte con un dermatólogo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR