Saltar al contenido

¿Cómo Trasladarse Del Campo a La Ciudad?

Ciudad de Singapur

Hace tiempo que las grandes ciudades han llegado a un punto de saturación que hace complicado que sigan creciendo a un ritmo sostenible en cuanto al número de habitantes.

Ahora bien, por otra parte existe un doble flujo en sentido inverso en lo referente a la residencia. Y es que alquilar un piso en Barcelona puede ser un sueño para algunos y una pesadilla para otros, todo depende de la óptica desde la que se mire.

Las personas en muchas ocasiones queremos lo que no tenemos, y valoramos aquello a lo que no estamos acostumbrados más que lo propio.

barcelona ciudad

Por este motivo, mucha gente alquila piso en Barcelona por la ilusión de vivir en una ciudad tan bonita y cosmopolita como la capital catalana.

Y es que es indudable que la oferta lúdica, comercial y culinaria es inacabable, y siempre quedarán multitud de secretos y rincones por descubrir, tanto para nativos como para recién llegados.

La magia de vivir con un piso en propiedad o de alquiler en Barcelona es precisamente saber que por muchos años que pasen, la ciudad se irá reinventando y cada barrio, zona o calle tendrá vida propia y seguirá una evolución de la que querremos ser protagonistas.

Toda esta esencia a menudo es la que se pierde y se pondera a la baja por parte de los residentes de toda la vida, que ven en la migración a las zonas y pueblos colindantes del área metropolitana una oportunidad de desconexión y tranquilidad.

[amazon_link asins=’B072NYPHYS,B078R38F22,848306815X,B0722D4VD1,B01KXVYXMQ,8415818955,B00J7NBQOK,B07457FJBH’ template=’ProductCarousel’ store=’rdt04-21′ marketplace=’ES’ link_id=’d96fb9eb-049b-11e8-b0c3-6be30ec9fccc’]

Curiosamente, ciudades grandes como Sabadell o Terrassa pueden incluso sentirse como pequeñas y acogedoras dependiendo de qué barrio de Barcelona se proceda y la facilidad de transporte que se tuviera por ejemplo para acudir al trabajo.

Así que, a modo de humor a través de la exageración con el título del artículo, son las personas de la conurbación de Barcelona las que nutren la demanda inmobiliaria en la capital, mientras que a menudo las personas que alquilan su piso es para llevar su ritmo de vida a otras zonas lejos del núcleo urbano.

¿Cuál es tu caso? ¿De la ciudad al campo o del campo a la ciudad?