¿Debe Aplicar Un Diagrama De Gantt Mi Empresa?

Publicidad
 

La mayoría de empresas emplean algún sistema de gestión de proyectos por el que apuesta y sobre el que sus trabajadores deben formarse para entender sus posibilidades y llevarlas a la práctica de forma eficiente.

Por otra parte, algunos empleados pueden también por iniciativa propia llevar a cabo sus tareas de una forma organizada siguiendo también alguna metodología paralela o integrada.

¿Método GTD? ¿Diagrama de Gantt? ¿Método Pomodoro? Si no te suenan, podría ser un buen momento para aprender a organizar mejor tu tiempo y llegar a todo de una forma más ágil y estructurada.

Gantt

¿Diagrama de Gantt?

El diagrama de Gantt como herramienta de gestión permite combinar todas las subtareas de cada proyecto en una misma tabla y asignar dependencias en forma de recursos monetarios o de personal. Es una forma excelente para detectar ineficiencias o cuellos de botella.

¿Suele paralizarse el proyecto en un mismo trabajador o equipo de trabajo? ¿La demora de un proveedor en servir un producto está provocando un atraso global en la entrega al cliente? ¿Son los estandartes y la planificación realistas frente a los contratiempos habituales?

Ahora bien, el diagrama de Gantt no es una herramienta para la gestión de proyectos personales, pues perdería gran parte de su sentido.

El hecho que une esta metodología con la empresa es la posibilidad de combinar equipos y recursos en una misma tabla cronológica que marque las personas o departamentos que se integran en cada fase y de que dependen los posteriores tramos del proyecto.

Para llevar al día las tareas personales (o laborales) a nivel individual y poder organizarte los horarios de la forma más eficiente existen otras herramientas de gestión del tiempo, prioridades y tareas como podrían ser el GTD (Getting Things Done) o el método Pomodoro.

Pomodoro

¿Método Pomodoro?

El sistema Pomodoro es más simple de aplicar, organizando tus tareas por prioridades por ejemplo (o como mejor te convenga puesto que no es un método rígido en este sentido) y asignaremos espacios de 25 minutos para cada una de las tareas o subtareas.

La premisa es que nada podrá interrumpirte durante esos 25 minutos en que buscarás la máxima concentración y productividad. Posteriormente, los 5 minutos restantes hasta la media hora los dedicarás a descansar, y pasado ese descanso otro intervalo de 25+5 orientado a una nueva tarea.

Nada debería distraerte, ni una llamada ni responder a un email, puesto que estas serán en sí tareas que deberás organizarte en un apartado aparte.

Para los que os queráis adentrar en el mundo del Diagrama de Gantt, os dejo una guía con una comparativa de softwares que podéis aplicar.

¿Y tú? ¿Qué herramientas de gestión de tu tiempo o de proyectos utilizas en tu vida personal o laboral?

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.
     
Publicidad
 

Artículos Relacionados