Duerma Profundamente y Despierte Sin Cansancio

0
110

¿Cuántas veces se despierta usted por la mañana más cansada que antes de acostarse?, le cuenta al doctor: “No sabe, parece que hubiera trabajado toda la noche sin parar”.

Si usted no descansa ni duerme adecuadamente, se acumulan energías negativas y el círculo que se origina es interminable: al cansancio se suman los nervios.

Nos referimos hoy a una serie de indicaciones para ayudar al buen dormir (con su consecuente energización positiva) y a una práctica para estimular en solo 6 minutos diarios y durante una semana, el psiquismo profundo y lograr un armónico descanso.

Practica 1: Dulces sueños

1.Antes de entregarse al sueño (o si le cuesta trabajo conciliarlo) trate de relajarse lo máximo posible:

  • Afloje cada músculo de su cuerpo, en especial los de la nuca y el abdomen. Recórralo mentalmente.
  • Baje los párpados y desee con intensidad que las situaciones angustiantes desaparezcan paulatinamente de su vida. Bórrelas enseguida.

2.Recuerde que antes de la medianoche se produce el mejor sueño. Por eso trate de acostarse temprano.

3.Duerma, ni más ni menos, lo que debe dormir. ¿Qué significa esto? Que su ritmo de sueño es único. Usted es la única que debe determinarlo.

4.Es recomendable, antes de acostarse, efectuar una caminata o mirar el cielo y respirar profundamente al aire de la noche (si las temperaturas son bajas, hágalo bien abrigada), pensando en lo placentero que será el descanso.

5.Apenas se despierte, abandone la cama. Si vuelve a dormirse se alterarán sus horarios de sueños. Los feriados o fines de semana, si se despierta a la hora habitual, salga a caminar o levántese a hacer ejercicio.

Práctica 2: Estimule su psiquismo

Esta técnica requiere apenas de seis minutos por día. Debe desarrollarla durante una semana. A través de ella, podrá hacer uso de la energía vital, que posee

1.Acuéstese boca arriba. Si es posible, sobre el pasto y en un sitio rodeado de árboles. Si no encuentra un lugar así, un balcón o una terraza serán suficientes.

2.Mantenga los párpados bajos. Suavemente, sin presionar. Las manos deben estar abiertas, con los brazos extendidos apenas separados del cuerpo.

3.Los ojos, aunque con los párpados bajos, deben estar dirigidos al cielo.

4.Arme una habitación imaginaria con todos los elementos que hay en ella.

Como dormir bien
StockSnap / Pixabay

5.Coloque y quite cosas a su antojo hasta que todo quede como usted desea.

6.Siempre en su imaginación, siéntese en una de las sillas, frente a la ventana. Por allí entra un rayo de sol, radiante, brillante: es la energía vital que llega hasta usted.

7.Obsérvese sentada en la silla, mientras la energía vital desciende sobre usted, rodeándola con un halo dorado.

8.Sienta profundamente como ondas armónicas se desplazan por todo su cuerpo. Las sensaciones son diferentes de todas las que conoció con anterioridad. Disfrute intensamente.

9.Borre de a poco las imágenes y abra lentamente los párpados. No se levante de inmediato ni efectúe movimientos bruscos.

10.Dé por concluido el ejercicio y retorne a sus tareas habituales. Ya verá cómo, a partir de esto, duerme profundamente y se levanta descansada y plenamente feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here