Ejercicios Mentales Para No Perder La Armonía

Las civilizaciones más antiguas ya comprendían que era fundamental mantener relajados el cuerpo y la mente con ejercicios mental es y a través de ceremonias religiosas y contemplación, por ejemplo, pero el objetivo era claro: vivir en armonía y sin preocupaciones.

Ejercicios Mentales

Ejercicios Mentales Para Vivir En Calma

¿Usted no quisiera vivir sin preocupaciones? ¿No le gustaría liberarse de ellas y vivir plenamente cada día, a pesar de las dificultades familiares y el trabajo en casa o la oficina?.

Preocuparse significa ocuparse de las cosas antes de que ocurran. Ocuparse previamente o lo que es lo mismo, adelantarse a los hechos, pero sin tener la certeza de cómo ocurrirán.

Esto le producirá ansiedad y, entonces sentirá esa sensación de amargura y dirá: “No sé qué me pasa, estoy tan preocupada..

Le propongo liberarse de las preocupaciones diarias, pero esto no significa desatender su casa, ni su trabajo, ni adoptar una actitud indiferente hacia todo lo que la rodea. Significa cambiar lo interior. Usted no volverá a ser “torturada” por esas pre-ocupaciones de todos los días. Veamos dos ejercicios para conseguir un estado de calma y liberar todo aquello que la preocupa.

Ejercicio 1

  • Baje los párpados y permita que lleguen a su mente todas las vivencias posibles. Si son buenas o malas, no importa. Deje que fluyan y fluyan.
  • Déjese deslizar hacia la calma mientras aparecen las imágenes. No piense nada en forma voluntaria.
  • Si no puede concentrarse no se obligue a sentirse en calma. Siga con sus tareas y espere una o dos horas.
  • Cuando aparezcan las imágenes, tenga en cuenta las sensaciones que experimenta su cuerpo, calor, temblores, escalofríos, por ejemplo.
  • Asocie una imagen determinada con una sensación. Supongamos que aparece en su mente una escena familiar y usted siente calor. Ponga atención a este punto porque es fundamental para el desarrollo del ejercicio.

Ejercicio 2

Cuando haya logrado asociar varias imágenes a varias sensaciones físicas, podrá comenzar a liberarse definitivamente de las preocupaciones.

Actúe de este modo:

  • Concéntrese hasta que aparezca una imagen en su mente y transmita la sensación (calor, pesadez, liviandad) a uno de sus brazos.
  • Repita ahora: “Todo el peso está en mi brazo derecho”. Hágalo cuatro veces.
  • Repita de inmediato: “Estoy en perfecta calma” Hágalo seis veces.
  • Una vez transmitida esa sensación a su brazo derecho, pase a su brazo izquierdo y repita: “Todo el peso está en mi brazo izquierdo”. Hágalo cuatro veces.
  • De inmediato: repita “Estoy en perfecta calma”.
  • Hay que concentrarse ahora en los dos brazos, con las siguientes palabras: “Tengo el peso en los dos brazos”. Todo debe hacerse muy lentamente.
  • A continuación, vuelva a decir: “Estoy en perfecta calma”.

Ahora deberá repetir estos pasos con otras partes del cuerpo. Primero con las piernas y luego con el resto, hasta repetir: “Tengo el peso en todo el cuerpo”. Y a continuación: “Estoy en perfecta calma”.

Una vez logrado esto, proceda así:

  • Comience a respirar, con los párpados bajos, en profundidad: inhale por la nariz, retenga el aire y exhale por la boca.
  • En cada exhalación repita mentalmente: “Me libero de mis preocupaciones”. Hágalo unas 15 veces.
  • Abra los párpados y levántese muy despacio. Continúe con sus tareas habituales.

Recuerde que puede complementar estas técnicas con ejercicios mentales, relajación y armonización. Las preocupaciones diarias pueden ser muchas, pero no viva con ellas. Domínelas y libérese.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR