Ejercicios Para Combatir La Osteoporosis y Otras Enfermedades Oseas

Después de los 50 años de edad, una de cada tres mujeres comienzan a sufrir las molestias de esta enfermedad ocasionada por la pérdida de los minerales que constituyen los huesos.

Osteoporosis
PublicDomainPictures / Pixabay

Esta importante disminución de la masa ósea hace que los huesos de todos el cuerpo se vuelvan mucho más débiles y frágiles que en su juventud.

 

Tanto para prevenir como para tratar la osteoporosis es necesario llevar una dieta variada y rica en minerales y seguir diariamente (y sin excepciones) esta serie de ejercicios.

Ejercicios Para La Osteoporosis

Siéntese en una silla, apoye la espalda recta en el respaldo y las manos en la nuca. Mientras toma aire lleve los codos hacia atrás, cuente mentalmente hasta cinco y exhale mientras vuelve los codos hacía el frente.

Mantenga recta su espalda, pero sin apoyar en la silla. Junte los codos a la cintura y ubique los antebrazos a los lados, de manera perpendicular al cuerpo y con las palmas de las manos hacía arriba. Una vez que esté en posición, lleve los hombros hacia atrás (mientras, lentamente, toma aire por la nariz) y cuidando de no arquear la cintura. Cuente mentalmente hasta cinco y vuelva a la posición inicial.

Publicidad
   
La Osteoporosis
dassel / Pixabay

Recueste la espalda (siempre derecha) en el respaldo de la silla, apoye los codos en la cintura y coloque los antebrazos de manera perpendicular al cuerpo, pero, esta vez, hacía adelante. Ahora, comience a rotar los hombros, primero hacia adelante y, después, hacia atrás. Luego, tomando aire por la nariz, levante ambos hombros; contenga unos segundos la respiración y exhale mientras desciende los hombros.

Coloque los brazos en forma de cruz con su cuerpo y vaya elevándose mientras dibuja pequeños círculos imaginarios. Cuando llegue a juntar las palmas de las manos baje los brazos de la misma manera que los elevó hasta volver a formar la cruz.

Recuéstese en el piso, boca arriba. Flexione las dos piernas y apoye las plantas de los pies en el suelo. Estire los brazos hacia atrás y tome aire mientras lleva el abdomen hacía arriba, curvando la columna. Después, exhale al tiempo que vuelve a apoyar toda la espalda y la cintura contra el suelo.

Aún recostada en el piso, extienda las piernas y coloque los brazos a los lados del cuerpo. Ahora tome aire mientras flexiona una de las piernas y acerca la rodilla hacia el pecho. Hágalo ayudándose con los brazos. En el momento en el que llega a tocar el muslo con el pecho exhale el aire, cuente hasta cinco y vuelva a la postura inicial. Repita el ejercicio con la otra pierna.

Personas con Osteoporosis
geralt / Pixabay

Para fortalecer la columna vertebral, manténgase recostada en el piso con las piernas flexionadas, las plantas de los pies apoyadas en el suelo y ambos brazos extendidos a los costados del cuerpo. Lentamente, vaya separando del suelo las vértebras, desde las de la parte baja de la espalda y hasta las que están entre los omóplatos, una por una en la medida de sus posibilidades, por supuesto.

Una vez que toda su espalda esté separada del piso y formando un “tobogán” con los muslos y el torso, vuelva a recostarse, nuevamente apoyando las vértebras, una a una.

Publicidad

En cuatro patas, con los hombros alineados con las manos y la espalda recta, tome aire mientras arquea la espalda hacia arriba y lleva la cabeza hacia adentro. Después, suelte el aire mientras levanta la cabeza y coloca la espalda muy recta, como en la postura inicial.

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.