El Autogas: Un Combustible Con Futuro

El gas para automoción ya es el carburante alternativo más utilizado en el mundo, asegurando un ahorro sustancial del consumo y una reducción de las emisiones contaminantes.

En países como España, ya son más de treinta y cinco mil vehículos los que utilizan un combustible alternativo como el gas para moverse a diario. En este sentido. Repsol lidera la red de estaciones de servicio capaces de suministrarlo, con más de trescientos puntos de venta repartidos por todo el país.

Una alternativa ecológica a los carburantes tradicionales, que permite un ahorro energético hasta del 40 por ciento respecto a un vehículo tradicional alimentado solo con gasolina. Al mismo tiempo, su uso contribuye a la mejora de la calidad ambiental gracias a las reducidas emisiones de partículas contaminantes, óxidos de nitrógeno (NO,) y dióxidos de carbono (C02). En definitiva, una alternativa repleta de ventajas.

¿PUEDO UTILIZAR AUTOGAS?

En la actualidad existen dos formas de utilizar el gas para automoción. La primera es adquirir un vehículo nuevo con una mecánica adaptada a la denominada tecnología “bífuel”. En este sentido, fabricantes como, Fiat, Ford, Mercedes Benz, Opel, Renault, Suzuki, Volkswagen… ya disponen de versiones específicas, equipadas con dos depósitos (uno de gas y otro de gasolina), capaces de alimentar al motor cada uno de ellos y de aumentar, apreciablemente, la autonomía del vehículo.

La segunda opción consiste en transformar un modelo, con motor de gasolina, matriculado a partir del año 2,000, Esto se debe a que, como mínimo, tiene que cumplir con la normativa anticontaminación Euro 3.

El proceso de transformación no es complicado, pero se debe llevar a cabo en uno de los setecientos sesenta talleres instaladores autorizados. En la página web: www.repsol.com dentro de la sección “AutoGas” encontrarás, por ejemplo, el precio de la adaptación y si tu vehículo es apto para dicha operación.

¿TIENE MAS VENTAJAS?

Efectivamente, la administración bonifica la adquisición de vehículos impulsados con gas, gracias a las ayudas contempladas en los planes PIVE 6 y PIMA Aire 4. Asimismo, es posible beneficiarse de una reducción en el “Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica” (IVTM), que los ayuntamientos españoles ya están aplicando.

Sirva como ejemplo los 3.500 € (2.500 por parte de la administración y 1.000 del fabricante) a los que tiene derecho un vehículo de gas con menos de 2.500 kilogramos. Del mismo modo, aquellos otros con un peso superior a los 2.500 kilos, pueden obtener una bonificación hasta de 7.500 € (5.500 en ayudas públicas, más 2.000 de la marca).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR