¿Cómo Curar y Prevenir Las Enfermedades De Las Plantas?

0
52

A pesar de cuidarlas con esmero, muchas veces las plantas que cultivamos se enferman. Así, los vegetales disminuyen su crecimiento y las flores y los frutos serán escasos.

Las enfermedades pueden tener un origen parasitario o no parasitario. Las primeras responden a la acción de parásitos vegetales (hongos, bacterias) o parásitos animales (insectos, arácnidos, nematodes, crustáceos, mirápodos, moluscos, mamiferos y aves).

Las segundas reconocen un origen fisiológico: falta o exceso de luz, calor, humedad, desequilibrio nutricional o una inadecuada composición del suelo.

Existe también un grupo de enfermedades virulentas causadas por agentes infecciosos que atacan simultáneamente todos los órganos del vegetal y son contagiosas.

1. Prevenir las enfermedades de las plantas

La prevención es un aspecto fundamental de la jardinería orgánica, cuyo objetivo es evitar la aparición de enfermedades y la utilización de productos químicos que pueden intoxicar al vegetal.

Una planta bien alimentada podrá defenderse del ataque de las plagas y enfermedades que, generalmente, se ensañan con los ejemplares más débiles.

Tenga en cuenta que cada especie necesita un menú particular de nutrientes, averigüe cuáles son y bríndeselos.

Recuerde también que el suelo deberá trabajarse de manera tal de respetar los organismos que allí viven como hongos, bacterias y lombrices, seres que ayudan a las plantas a asimilar dichos nutrientes.

Evite las podas irracionales ya que las heridas que dejan en las plantas se convierten en una entrada fácil para los agentes patógenos. Además la cicatrización demanda a la planta un desgaste energético extra.

2. Luchar contra las enfermedades de las plantas

Muchas veces y a pesar de las tareas de prevención las plantas se enferman, en este caso es importante no recurrir a principios de síntesis químicas tóxicos.

Tenga en cuenta que los productos de baja a media toxicidad deberán suspenderse 15 a 25 días antes de la cosecha, de lo contrario el poder residual permanece en los ejemplares cosechados y se transmitirá a los consumidores.

Otro punto importante a considerar es el respeto de equilibrio biológico, teniendo en cuenta que cada plaga posee su predador.

Por ejemplo las vaquitas comen a los pulgones. Si se altera el equilibrio y se exterminan todos los pulgones desaparecerá el alimento de las vaquitas que como son fitófagas deberán buscar nutrientes en nuestras plantas.

Si su planta ha sido atacada por agentes patógenos como hongos y bacterias, lo mejor será recurrir a productos a base de azufre o cobre, tal es el caso del caldo Bordeles preparado con sulfato de cobre.

Como funguicida preventivo pueden usarse minerales triturados a partir de roca de sílico.

3. Consejitos extra ante enfermedades en plantas

Si usted descubre la presencia de plagas más comunes como pulgones, cochinillas, orugas, grillo topo, etc., pruebe en primer lugar con una solución de agua y jabón blanco a razón de 10 g por litro para tratar el suelo o pulverizar
el follaje.

Otra alternativa es recurrir a los insecticidas elaborados a partir de vegetales como las piretrinas y retenona que, si bien son de baja y media toxicidad, pueden ayudar a las plantas a liberarse de sus enemigos.

Aunque muy difundido como tratamiento casero, el uso de agua de nicotina preparada a partir de colillas de cigarillos maceradas en agua es absolutamente nocivo para las plantas, ya que tiene un efecto altamente tóxico.

Para llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento es importante considerar ciertos datos.

En este sentido es preferible aplicar los productos por la mañana muy temprano o bien al atardecer; en tanto durante las épocas de altas y bajas temperaturas es recomendable no realizarlas, salvo casos de extrema necesidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here