¿Eres De Tupper o Menú Del Día?

0
50

Durante la jornada laboral, uno de los momentos de desconexión y relax llega con la hora de la comida.

Donde las oficinas o departamentos se separan entre aquellos que optan por llevar el tupper de casa o los que prefieren acudir a sus restaurantes de confianza de la zona a comer el menú del día.

Los que optan por llevarse el tupper o la comida de casa, suelen tener un espacio reservado para las comidas dentro de las empresas.

Las que son más grandes acostumbran a tener un pequeño comedor con microondas o incluso neveras para que cada uno pueda adecuar su dieta al día a día laboral.

Tampoco faltan las máquinas de agua en estas oficinas, pues son otro de los pilares de la salud de los empleados.

Este perfil de empleados suele cuidar más su alimentación, aquello que día a día consumen, en qué cantidades y proporciones.

No es casual que sean luego empleados metódicos y detallistas, puesto que la salud es un reflejo de cómo somos en el trabajo.

En cambio, aquellos que acuden a los restaurantes de la zona durante la hora de la comida suelen tener una mayor despreocupación por los alimentos que consumen, ya que es prácticamente imposible saber la forma en que se elaboran todos los platos, así como la calidad de los alimentos que se cocinan.

En el restaurante no encontramos máquinas de agua, además de ser una forma de romper con los hábitos laborales, así que puede optarse por otro tipo de bebidas refrescantes o de baja graduación.

Una buena práctica es ir una vez por semana por ejemplo a algún restaurante cercano a comer el famoso menú del día.

Con esto rompemos con la monotonía del tupper diario, encontramos un nuevo espacio que compartir con las mismas u otras personas en la oficina, y hacemos de ese día un momento especial durante la semana.

Al final, debemos ser conscientes del equilibrio que mantenemos entre los alimentos que ingerimos diariamente y los que deberíamos consumir para mantener un ritmo de vida saludable.

Tampoco debemos olvidar otros pilares esenciales de la salud como puedan ser el consumo adecuado de agua (especialmente durante el horario laboral en que podemos no acudir con la asiduidad recomendada a las máquinas de agua de la oficina) o bien realizar alguna actividad deportiva o ejercicio físico de forma regular.

En cuanto al ejercicio físico, tampoco es necesario un gran esfuerzo, y es que salir a caminar entre 45 y 60 minutos cada día puede ser suficiente para mantener el organismo activo y saludable.

Como vemos, una vez más el equilibrio y la lógica son los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de establecer nuestro calendario de comidas semanales.

Y es que lejos de hablar de comodidad, gasto económico o facilidades, nuestra prioridad debe ser siempre la salud personal.

¿Qué hacen ustedes? ¿Son de tupper, de menú o una mezcla?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here