Saltar al contenido

Esguinces: ¿Cómo Prevenirlos y Tratarlos Correctamente?

Los esguinces tienen un origen traumático (golpe directo sobre la articulación por una patada, choque con un mueble) o un doblamiento forzado, como consecuencia de la pérdida del equilibrio al andar, correr o saltar.

Los esguinces presentan dolor continuo, que aumenta con la palpación. Se produce hinchazón de la zona y, a veces, hematomas.

Alimentos que curan los esguinces

No hay elementos que curen o alivien los esguinces. Sólo tratamientos alternativos.

Tratamientos alternativos para los esguinces

Compresas frías o bolsa de plástico con cubitos de hielo. Para reducir la llegada de sangre (evitando así que la zona afectada se hinche) y para anestesiar los nervios de la región golpeada (con ello se reduce el dolor).

[amazon_link asins=’B01BP5QX5Y,B06ZYQX1XC,B00DQR61VG,B073MF3M3P,B01MY6V580,B06WGT8461,B072N7L84J,B00KSP497M’ template=’ProductCarousel’ store=’rdt04-21′ marketplace=’ES’ link_id=’58cd32a9-1c0f-11e8-bfc4-9170a423f191′]

Vinagre o alcohol de flores de árnica. Con una compresa empapada en vinagre, frote la articulación para reducir el dolor e hinchazón.

Cataplasma de huevo y harina. Bata la clara de un huevo y añádele tres cucharadas de harina. Ponga la mezcla resultante sobre un paño y coloque éste, fijado con una venda, alrededor de la articulación lesionada. Duerma dos noches con esta cataplasma, para eliminar la inflación y el dolor.

Ponga siempre un vendaje. Ligeramente apretado sobre la articulación (para que no se hinche), y mantenga ésta ligeramente elevada (los líquidos acumulados retornarán más fácilmente a la sangre).

Reposo durante un mínimo de dos a tres días, para no forzar la articulación.