Saltar al contenido

El Estrés Laboral Afecta Negativamente a La Salud Psicológica y Física

Consejos ante el Estrés severo

Se define el estrés laboral cuando las exigencias del trabajo no igualan las capacidades, los recursos o necesidades del trabajador y como consecuencia reacciones físicas y emocionales nocivas para la salud.

En la toma de decisiones y a través del uso del discernimiento es que diferenciamos a la persona de la máquina, en la cual la resolución de problemas involucra la subjetividad.

Esto implica un desafío en la tarea: ansiedad mediante, necesaria para su desarrollo que maximiza nuestro potencial psicológico e intelectual, nos motiva a aprehender habilidades nuevas y desarrollarnos en el trabajo.

Entonces, un poco de stress es necesario y bueno: se obtiene un trabajo ligado a la satisfacción personal.

Cuando las tareas encomendadas encuentran a la persona más halla de sus capacidades por un período largo, el empleado “pasa revista” a sus conocimientos anteriores para la resolución de problemas, y no encontrando parámetros lo lleva a un estado de ansiedad reiterada, confusión e incertidumbre, dificultándose su resolución.

Esto es, cuando el nivel de trabajo excede la capacidad potencial del individuo para el completamiento de la tarea en un lapso de tiempo (nivel de complejidad) se obtiene una falta de congruencia entre el trabajo requerido y las capacidades actuales, distancia tal que disminuye la capacidad de progreso del trabajador.

Estrés Laboral

Esta cuestión incide como factor de estrés laboral, ya que las personas esperan de su trabajo tener la oportunidad de trabajar en un nivel en el que puedan utilizar a pleno sus capacidades.

Expectativas de trabajo mal definidas e imposibles de lograr, demasiadas funciones, responsabilidades que exceden los recursos del sujeto, lo llevan a malas condiciones de trabajo que más tarde se traducen como respuesta defensiva en su estado de ánimo, su autoestima y su salud física.