Saltar al contenido

Mujer Descubre Fotografía Suya Embarazada En Página Para Adultos

porno-embarazadas-1-1

A continuación vamos a conocer una historia muy triste pero que su difusión sirve para estar alerta ante tanta invasión de la privacidad que existe en la red

En el año 2014, una destacada bloguera llamada Meg Irland subió una fotografía de su embarazo que se encontraba en el 9° mes en un grupo de Facebook especialmente creado para mamás y embarazadas.

Con el paso de los años se dió cuenta que su hermosa foto se había regado en un cátalogo de una página porno.

porno-embarazadas-

Luego de este escandalo, la mujer decidió compartir su experiencia y su bronca al descubrir que ha sido una fantasía sexual de muchas personas en todo el mundo.

carta-porno-embarazadasMi panza se ha vuelto viral, pero no en el buen sentido.

Esta fotografía, junto con otras 15, terminaron en una página web de “preggofilia”, que es un sitio porno para gente a la que le gustan las mujeres embarazadas.

Veo a tantas chicas subir fotos estando embarazadas, que solo ruego que estas no caigan en malas manos.

No deberíamos estar preocupadas de que otros roben nuestras fotos, pero por desgracia ocurre ¡todo el tiempo!

Cuando tuve que navegar por este horrible sitio para descubrir quien estaba allí metido, descubrí cosas muy jodi**s. Las personas estaban compartiendo fotografías de sus esposas embarazadas con otros usuarios, cuñados subiendo las fotos de su hermana política y… ¡mujeres subiendo las fotos de sus compañeras de trabajo! No podía creer lo que estaba viendo, literalmente.

¿A quién debo culpar de esto? La gente decía que solo debía culparme a mi misma por subir fotos personales, a pesar de tener mi perfil privado por aquel entonces. Yo lo veo de otra manera. No me importa que alguien le muestre mi fotografía a otra persona, fue lo que hicieron luego con mi foto lo que me enferma. ¿Por qué tenemos que preocuparnos por estas cosas cuando subamos una foto a las redes sociales?

Por favor, tened cuidado sobre quien aceptáis en las redes privadas. Bloquéalos si parecen espeluznantes.

Luego, Meg explicó en un diario australiano cómo se entero que su fotografía se difundió sin su permiso en toda la red.

Descubrí que alguien se estaba haciendo pasar por mí en un grupo de madres, animando con mi foto a otras mujeres a que, con orgullo, compartiesen sus propias fotografías del embarazo. Su intención era robarlas para publicarlas en estos sitios porno.

No vamos a decir cuál es este sitio, pero si podemos decir que esta web se encarga de la venta de fotos de otros usuarios que sienten atracción por este fetiche.

Las fotografías de mujeres con grandes embarazos se cotizan más, ya que su alta demanda se debe a la creencia de que son embarazos múltiples. Todo parece indicar que se excitan con solo pensar que hay varios bebés dentro….muy raro..