Frutas Enlatadas De La Mejor Calidad

 
Publicidad
 

Las frutas en conserva constituyen una verdadera ayuda para las amas de casa modernas ya que proveen productos fuera de estación y nos permiten contar con ellos en cualquier momento.

Sin embargo, es importante que usted preste especial atención cuando se decida a usados:

  • Durazno en conserva: observe que la fruta cortada en mitades, tajadas o trozos esté sana, limpia y sin piel. Vienen envasados con agua o con una solución de edulcorantes nutritivos.
  • Peras en conserva: la fruta debe tener una pulpa blanca o ligeramente ambarina y deben estar presentadas sin semillas ni haces vasculares centrales; tampoco deben observarse restos de pendúculos o cáliz.
  • Ananás en conserva: los frutos son de color ambarino y vienen desprovistos del corazón central (núcleo). En general, tienen que pertenecer a una misma variedad botánica, por eso la forma, el tamaño y el color debe ser razonablemente uniformes. El líquido de cobertura tendrá que ser claro; sólo se admite una leve turbiedad producida por los desprendimientos de la fruta. Revise que los frutos presenten una consistencia firme y sin tendencia a deshacerse. En síntesis, que no estén ni muy duros ni muy blandos.

Más allá de la variedad, recuerde que todas las frutas en conserva no deben presentar alteraciones producidas por ataques de microorganismos o cualquier otro agente biológico, físico o químico.

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada nueva actualización.

 
Publicidad
   

Artículos Relacionados

Nuestros artículos
en tu eMail

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada actualización del blog.