Gipsy Vanner: Un Caballo Tranquilo Para Los Más Pequeños

Gipsy Vanner es un caballo cuyo origen se sitúa en un grupo de gitanos que se encargaba de la crianza para utilizar en las carreteras llamadas Vardos. En la actualidad, es un animal que se usa frecuentemente para la doma clásica como mascota tranquila para los más pequeños.

El Gipsy Vanner fue importado de EEUU a mediados del año 1966. Sin embargo, se espero recién hasta el 2004 para que se tome como raza y registrado en el Programa de Todas las Razas de la Federación de Doma. Es un animal que se utiliza comúnmente en la doma clásica, el ecuestre general y trabajo.

Ds6119 / Wikipedia

Ds6119 / Wikipedia

Es un tipo de caballo realmente hermoso, con mucha fuerza y un paso seguro a donde vaya. Gracias a un temperamento bajo y versatilidad puede ser criado para diferentes tareas en toda Europa.

La medida aproximada es 1,63 metros de altura, en algunos casos llegan a 1,65 metros. Pese a todo, su peso promedio es de 630 a 635 kilos, dependiendo la alimentación y las actividades que haga durante el día. Su pelaje es famoso por su hermosura que muestra colores blanco y negro siendo de esta forma uno de los caballos más lindos del planeta.

Si hablamos de su físico, el Gipsy Vanner es un tipo de caballo que tiene un pecho grande y unos cuartos traseros redondeados junto con un dorso relativamente corto. Sus cascos en una primera mirada llaman la atención por su grandeza y pelaje que los envuelve. Su cuello tiene mucha fuerza y sobre él se sostiene su cabeza fina.

El equino cuenta con su crin y cola bien largas y fluidas, además de tener un pelo recto y sedoso. Hombros robustos con caderas de peso alto.

En relación a su temperamento, es bueno considerar que como máximo es “medio”. Es una de las razas más inteligentes que existen entre los caballos, amable, deportivo, fuerte y muy manso, social y con simpleza para conseguir una verdadera amistad.