La Guía Completa Para No Desfallecer En El Ayuno

Guia de ayuno
braetschit / Pixabay

Tanto si realizas un ayuno cortó en casa de uno a tres días, como si lo haces medio o largo (a partir de una semana) en una clínica o centro de reposo especializado, sigue estas recomendaciones:

1. Durante La Preparación

En ayunos largos, realiza una entrada lenta, con un régimen asociado suave de frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos; eliminando gradualmente carnes, pescados, huevos y lácteos, seguido por unos días de crudos y, finalmente, de frutas.

Durante los días previos al ayuno (y también durante los posteriores), no comas más de tres veces al día.

2. Durante Los Días De Ayuno

Bebe al menos un litro de agua al día. Come muy despacio, masticando e insalivando a conciencia los alimentos.

Utiliza una bolsa de agua caliente si sientes frío. No tomes el sol en horas punta en verano, especialmente en la cabeza.

No tomes medicamentos, fumes ni consumas caramelos o chicles. Descansa cuanto necesites, no te fuerces a levantarte.

Deja abierta la ventana para no inspirar las sustancias tóxicas volátiles que eliminas por la respiración. No des paseos largos y sal acompañado. Reserva fuerzas para volver.

3. Sí, Está Funcionando

El cuerpo pierde peso de forma más o menos rápida. Pueden aparecer dolores de cabeza, especialmente en quienes dejan de tomar café.

Aumenta la secreción de bilis, lo que puede producir vómitos y diarreas. Aumenta la expectoración (mucosidad y flemas).

Aumenta la transpiración y el olor. Disminuye la temperatura corporal. Disminuye la sensación de fuerza y se incrementa la necesidad de descanso.

Aumenta de la sensibilidad de los cinco sentidos. Aparecen molestias, normalmente suaves, en la zona del hígado y los riñones, que indican el gran trabajo de eliminación que realizan estos órganos.

La orina se vuelve oscura y olorosa (eliminación renal), y el aliento puede ser fétido, intestinal o cetónico (eliminación pulmonar). La lengua puede ponerse blanca y pastosa (eliminación digestiva).

La piel suda y transpira (eliminación cutánea). Según las características de las personas, dominará uno u otro tipo de desintoxicación.

También puede suceder que, durante el ayuno, no ocurran síntomas especiales y la persona se sienta como en su estado normal o mejor aún, sobre todo si se trata de personas jóvenes, sin enfermedades y que no toman medicación química.

4. ¿Cuándo Debo Realizarlo?

El ayuno es recomendable después de largas temporadas de comer en exceso. También cuando se está sufriendo un dolor tísico o una enfermedad aguda, tales como un catarro, anginas, bronquitis, vómitos, diarrea, etc.

Muchas veces no son más que crisis curativas o reacciones de limpieza y una regeneración psicología, orgánica y emocional.

Por supuesto, hablamos de ayuno en nuestra sociedad, porque normalmente comemos en exceso e ingerimos sustancias tóxicas.

No tendría sentido hablar de ayuno en los lugares donde no hay que comer y donde las enfermedades no son por exceso y derroche, sino precisamente por lo contrario, por la carencia.



Sobre Redacción 1629 Artículos
Revista digital temática comercial en español con 8 años de experiencia en el sector.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*