Una Guía Práctica Para Hacer Café Helado

Hacer café frío es fácil, pero si quieres hacer el mejor café frío, se necesita un poco de ensayo y error. El primer desafío es elegir el método correcto para hacer el café frío.

Hay un montón de diferentes maneras de hacer café frío y todo depende del equipo que utilices y la receta que elijas.

Muchos dirán que todo depende del electrodoméstico que uses así será de delicioso el café frío.

 

Sin embargo, no corras a buscar ofertas en electrodomésticos con el fin de preparar esta famosa bebida, pues no todo depende de eso, sino también de la receta, así que con una simple licuadora es posible realizar esta bebida.

1. El método del café frío

Es muy posible que el primer método o receta que utilices no es algo que funcione para ti. El café puede ser demasiado amargo o débil y por lo tanto no ser de tu gusto.

Además hacer la limpieza puede ser una gran molestia al momento de preparar todo, quitándote las ganas de realizar todo el procedimiento.

Sea cual sea su situación, te diré el paso esencial que se necesita realizar para elaborar el café frío perfecto, a continuación el método más común para preparar esta deliciosa bebida.

2. El método de inmersión del café frío

El método de inmersión es el método más común y fácil para hacer el café frío.

Muchos profesionales del café también argumentan que los resultados del método de inmersión es el que da un mejor concentrado de café frío en comparación con otros métodos.

Para este método debes de poner en un colador de malla fina un filtro de café, agregar 6 cucharadas de café.

Después zambullir el colador con el café en un tazón con 1 litro de leche fría, dejándolo reposar durante al menos 1 hora, dentro del refrigerador, para que el café quede concentrado en el tazón.

Luego solo agregar un poco de leche congelada y moler en la licuadora, para finalmente servirlo y disfrutarlo.