Hidrógeno: ¿Será El Combustible En Los Autos Del Futuro?

1
54

En los últimos días se han dado a conocer los nuevos modelos como el Mirai de Toyota, FCV Concept de Honda, y Golf Hymotion de Volkswagen.

Los cuales son prototipos de la pila de combustible de hidrógeno que se han ido probando entre los ingenieros pero se dice que para el 2015 el hidrógeno abrirá sus puertas a diversos usuario.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que debido a la recién introducción su precio base será muy elevado ya que aún se está lejos de tener una red de repostaje en condiciones.

Una de las razones principales del hidrógeno es que es un interesante vector energético, es decir que es virtualmente inagotable aunque no se encuentra de forma liberal en la naturaleza.

Asimismo, éste pesa muy poco en unidad de volumen, es de alto contenido energético y se puede usar para movilizar el auto con emisiones de vapor de agua.

A diferencia del auto eléctrico, los autos de este tipo pueden reposar de 3 a 7 minutos, realizando 350 a 500 kilómetros dependiendo el modelo.

Lo que permite en el futuro realizar largos viajes sin depender de las redes en cargar rápidas de electricidad y sin combustibles fósiles asequibles.

Hace algunos años, distintas empresas petroleras y fabricantes de automóviles se unieron para lanzar esta tecnología, pero hacían falta algunos autos que consumiesen el combustible, por lo que sin mucho acuerdo las cosas fueron aplazándose.

Hasta el momento es posible utilizar el hidrógeno en motores de gasolina que se adapten, pero el rendimiento es de baja autonomía y demasiado modesto, sin embargo a largo plazo puede convertirse en un sustituto de la gasolina.

Por otro lado, la opción más viable hasta el momento es la pila de combustible, porque capta el oxígeno atmosférico y los mezcla con el hidrógeno de alta presión haciendo que esa combinación produzca electricidad y vapor de agua.

Por el momento, el hidrógeno y la electricidad van de la mano por lo que uno no se va a imponer sobre el otro debido a sus necesidades son diferentes.

Por ejemplo, dentro del transporte pesado la electricidad no es una vía pero ante la futura escasez del gasóleo el hidrógeno sería una buena opción.

Actualmente, el depósito de almacenamiento del hidrógeno es demasiado voluminoso, pero el combustible no pesa demasiado.

Por ejemplo el FCX Clarity del Honda lleva solo 171 litros y pesa 4 kilos, este truco se encuentra en la alta presión de almacenamiento, por lo que solo es de 355 bares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here