Hungría: Un Romántico Paseo Por Budapest

Hungría sin dudas que es un país europeo que merece la pena ser visitado por sus hermosos paisajes, las vistas al río Danubio, los puentes de antaño, castillos majestuosos, museos y edificios que cuentan muchas historias.

Hungría

Hungría

Cuando cae el sol en Budapest, la hermosa capital de Hungría, miles de reflectores se prenden para dar un aspecto único y maravilloso a un castillo, cuya estructura se refleja de forma imponente en el río Danubio.

El castillo de Buda o Palacio Real (hoy convertido en museo) es una obra majestuosa, creada durante el siglo XIV en lo alto donde se fundó la ciudad.

castillo hungría

Este “monumento” de Budapest tiene una altura de 48 metros, rodeado por calles pintorescas y con muchas curvas, que ofrecen a los visitantes un retrato único del Río Azul y además de edificios de gran porte. Al igual que un verdadero cuento de niños, del Bastion de los Pescadores parecen salir princesas y doncellas o nobles.

Es un monumento logrado con piedra blanca y que cuenta con 7 torres, que simboliza las siete tribus magiares que poblaron el país durante el siglo IX.

buda

Otro punto alto para los turistas que visitan Hungría es sin dudas el Puente de las Cadenas, el más longevo de Budapest y el pionero en unir Buda con Pest, además de ser un símbolo positivo de la libertad del pueblo húngaro.

Es hermoso admirar las barcazas que aparecen en el río Danubio, embarcaciones inmensas transformadas en restaurantes flotantes y las vistas del sector del Buda iluminado.

Un parlamento imponente y representativo en la región y uno de los más bellos del planeta. El puente de la Libertad se distingue por el “Pájaro Terul“, un símbolo de Hungría que retrata la fuerza y nobleza del país.

Iglesia Buda

La calle concurrida Vácy Utca se conecta con el famoso hotel Gellért que cuenta con una piscina termal de aguas minerales que provienen de los manantiales.

Una iglesia muy pequeña excavada directamente en la roca llama la atención de los visitantes y que fue tapiada por orden del gobierno y reabierta luego de la caída del comunismo.

No pueden despedirse de Hungría sin visitar la opera que se encuentra en la avenida Andrássy.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR