Evitar Las Intoxicaciones Más Comunes

Siempre presentes en el hogar, los productos de perfumería son toda una tentación cuando caen en manos de los pequeños. Olerlos, tocarlos y probarlos es una seguidilla casi de rigor.

Intoxicaciones

Intoxicaciones Más Comunes

La ingestión de perfumes, por ejemplo, es motivo de consulta muy frecuente en los centros de intoxicaciones. Su principal componente es el alcohol etílico que provoca como síntomas sueño, disminución de la glucosa en la sangre y descenso de la temperatura corporal.

En estos casos, es fundamental que el enfermo consuma agua azucarada y , por supuesto, consulte al médico.

Los quitaesmaltes, por su parte, contienen acetato de etilio y alcohol, sustancias ambas que al ser ingeridas pueden provocar una seria intoxicación. En cambio, aquellos llamados acetona están conformados por la cetona, mucho más peligrosa para el organismo.

Intoxicaciones comunes en chicos

En ambos casos la consulta al profesional se vuelve imprescindible. Otro clásico de perfumeria son los champúes. La gran mayoría poseen en su fórmula un detergente aniónico que al ser consumido no provoca grandes perjuicios.

Un caso especial lo conforman los champúes y lociones pediculicidas. La mayoría contienen piretrinas que, en baja concentración son poco tóxicas. Otros, en cambio, están conformados en base a lindhane y malathion, sumamente dañinos para los humanos.

El formol de los endurecedores de uñas intoxica por vías digestiva, respiratoria y cutánea. Tos y ahogo son los detonantes de una intoxicación con este producto. Como en los casos anteriores, el médico tendrá la primera y última palabra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR