Saltar al contenido

¿Cuál Es La Importancia De La Hoja De Coca?

hoja-de-coca

La coca (Erythroxylon coca) es un arbusto que crece espontáneamente en estado salvaje entre los 600 y 2.000 metros de altura, sobre la ladera oriental de los Andes, cuyo clima es suave y húmedo.

Los países donde prospera mejor son Perú, Bolivia y Colombia, pero se lo encuentra también en ciertas zonas de Brasil y la Argentina.

En estos lugares es muy abundante en estado salvaje, pero desde los últimos decenios del siglo pasado, en que se descubrieron sus prodigiosas virtudes anestésicas, el cultivo de este arbusto ha sido ampliamente fomentado, extendiéndose el mismo a la India, Ceilán y Malasia.

Se distinguen tres variedades: la Norogranatense, de Colombia y del Perú, cultivada además en la India y conocida en el comercio con el nombre de Coca Truxillo; la Boliviana, de Bolívia, cultivada también en Java, y la Spruceana, cultivada en el Perú, Java y el Camerún.

Se tratade un arbusto que alcanza 2 6 3 metros de altura, con hojas cuya forma, color y dimensión hacen recordar las olivo; las flores, de color blanco o amarillo pálido, están reunidas encima de las intersecciones de las ramas; el fruto es una baya de color rojo vivo de forma oval.

Las hojas contienen diversos alcaloides, principalmente la cocaina, muy usada en medicina por sus cualidades particulares que actúan sobre el sistema nervioso y sensorial.

Desde tiempos muy antiguos, los indígenas conocian esta cualidad, Entre los incas esta planta era considerada como divina por esa virtud curativa, y también sus hojas se trocaban como dínero.

El procedimiento para la utilización de los principios exeitantes y tonificantes contenidos en las hojas sigue siendo el mismo; las hojas cuya recolección se hace dos o tres veces al año según la marcha de las estaciones o las condiciones climáticas de cada lugar son recogidas tras secar al sol, evitando que sean mojadas por la lluvía porque podría arruinarse toda la recolección.

Después se las mezcla de tanto en tanto con cenizas vegetales de diversas especies, con huesos molidos o concal.

Esta pasta se pone en la boca y el bolo así formado es chupado lentamente por largo tiempo, ingiriéndose de continuo la saliva, que arrastra consigo la cocaína disuelta.

El residuo, constituido por las nervaduras de las hojas masticadas, es escupido. Con las hojas de coca se hace también, a veces, una infusión que tiene el aspecto de té y que se toma en mate y con bombilla.

La cocaína, una vez ingerida, actúa sobre el sistema nervioso central y sobre las terminaciones nerviosas, produciendo una aparente sensación de bienestar y un estado de excitación nerviosa y muscular que no permite sentir ni el cansancio ni la fatiga; además, por su acción anestésica, impide o retarda la aparición de la sensación de hambre, de sed o de dolor, haciendo así posíbles prolongados esfuerzos que pueden llegar a minar el organismo

Esta planta, que pertenece a la familia de las eritroxíleas, era llamada por los indigenas hayo o ipatu; el nombre de coca deriva de un término dialectal que significa genericamente planta.

La primera descripción de ella fue hecha por el español Nicolás Monardes, y fueron sus compatriotas quienes la hicieron conocer en Europa detallando sus propiedades.

Sin embargo, allí no se comprobaron inmediatamente sus singulares efectos, quizá porque las condiciones de trabajo no eran tan extenuantes como en los lugares de origen.

Las hojas fueron usadas algunas veces como excitantes, otras como calmantes, como tonificantes o como analgésico, pero por mucho tiempo sin criterio racional.

Recién en 1880 Anrep descubre sus propiedades anestésicas, las cuales se experimentaron felizmente cuatro años después en una clínica de Viena, con motivo de una intervención ocular.

El descubrimiento de esta importantísima cualidad provocó inmediatamente un enorme reclamo de estas hojas, lo cual tornó imprescindible el cultivo de la planta en gran escala.