La Locomotora Capitalista Que Va Por Los Rieles Del Desarrollo

El capitalismo es la locomotora que recorre el mundo, llevando desarrollo y progreso por todo el globo, la única máquina que funciona para tal fin, pero frecuentemente ésta es manejada por maquinistas imperialistas , que la conducen destrozando países, explotando a sus pueblos y causando daños irreparables en su ecología, y sólo beneficia a unos pocos que son las naciones desarrolladas. Por eso hay muchos países que no se alinean por los rieles de esta maquinaria que pretende manejar el mundo.

Estos conductores imperialistas han desprestigiado de tal manera al capitalismo, que muchos gobiernos los consideran como sinónimos y no piensan que lo que sus países necesitan es precisamente más capitalismo, pero que sea social y no imperialista, multipolar y no unipolar.

La humanidad lleva centurias luchando contra el imperialismo, pero cómo se le puede ganar a esta hiedra de mil cabezas ?. La respuesta la tiene Gandhi, su paciencia logró que el Reino Unido sacara sus tentáculos de la India, de la misma manera la resistencia pacífica de los chinos, logró que finalmente le devolvieran la prov. de Hong Kong. De nada vale envalentonarse como los argentinos que fueron avasallados en una guerra inútil.

El desarrollo capitalista en el mundo

3093594 / Pixabay

Cómo se la gana la batalla al imperialismo? , con sagacidad y astucia, subiéndose a la locomotora capitalista y hablando con el maquinista para llegar a un trato. Si la máquina llega a un país sin destruirlo, sin explotar a su gente tendrá a cambio materias primas y mano de obra barata.

Ganará el país y la maquinaria capitalista. Ejemplo de sagacidad lo dan los chinos: no han permitido que el imperialismo los someta y destruya, todo lo contrario, han usado la locomotora capitalista para el desarrollo del país asiático y convertirlo en la segunda economía del mundo. David venció a Goliat con la astucia.

No se pueden romper lanzas contra el imperialismo, no se le puede atacar directamente. Un país pequeño no lo puede denunciar abiertamente en los foros mundiales porque esa actitud provocará el efecto contrario y ese país se convertirá en su próxima víctima.

Argentina fue avasallada por las tropas inglesas al pretender recuperar las Malvinas, apoyada por toda Latinoamérica. Macri ha iniciado un camino distinto, que es de entendimiento y colaboración, que a la postre será más eficaz.

En el siglo pasado, Cuba instaló una base para misiles en la isla que apuntaban al imperialismo del norte. Los misiles han desaparecido pero no las banderas antimperialistas que Cuba despliega por todas partes, y así continuará bloqueada, desaprovechando los pasos amistosos de Obama.

Lula Da Silva, el vocero más calificado de la lucha contra el imperialismo de América Latina, que redujo drásticamente la pobreza en el Brasil usando la maquinaria capitalista y que se valió del Foro de San Pablo para denunciar abiertamente las pretensiones del Consenso de Washington, hoy es perseguido por los que denunció, acusándolo de corrupción y haciendo imposible su candidatura para para las presidenciales del 2018.

A principios de siglo los furibundos líderes de la izquierda latinoamericana, presididos por el inefable Maradona, denunciaron en un estadio de Montevideo las jugadas imperialistas del gobierno de Bill Clinton a través del ALCA para apoderarse de América Latina mediante la firma de tratados de Libre Comercio. “el ALCA, al carajo” fue la consigna que se escuchó en las tribunas uruguayas.

Quince años después, los tres países que sí firmaron el TLC Con USA, Chile, Perú y México, desoyendo la iracundia izquierdista, son los más estables, en los que crece ininterrumpidamente su PIB.

No se vende

ShonEjai / Pixabay

Astucia y sagacidad es lo que les falta a muchos líderes que no se alinean. Astucia y Sagacidad que han tenido los chinos que por décadas esperaron la devolución de Hong Kong, y por décadas llegaron a comprender el fracaso de su comunismo maoísta para abrirse a los capitales americanos mediante la astucia de la mano de obra barata y disciplinada que en pocas décadas transformó el país y lo convirtió en la segunda economía del mundo.

Astucia y sagacidad que han tenido los mexicanos. Hace cuarenta años se decía en el país azteca: “pobre México, tan lejos de dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Pero no, ellos supieron aprovechar la vecindad con el gigante del norte, no para levantar una plataforma de misiles, sino para convertirse en su socio y así crecer, pronto México será un país desarrollado.

Hace veinte años muchos líderes mexicanos de izquierda se rasgaban las vestiduras por el TLC que su país firmaba con USA, sería la quiebra del agro, y efectivamente el maíz norteamericano arrasó con los mercados aztecas, pero hoy, 20 años después, la FORD fabrica íntegramente una línea de sus automóviles en México para la exportación, creando miles de puestos de trabajo, que ahora el candidato Donald Trump promete devolverlos a USA.

Sagacidad, madurez política y buen olfato para los negocios es lo que les falta a muchos de nuestros líderes, que en vez de vociferar y denunciar la codicia que no tiene remedio, deben revertirla y usarla como palanca, deben inventar y crear soluciones creativas que desarmen al adversario.

Los países en desarrollo tienen muchos recursos para ponerlos sobre la mesa y negociar con los poderosos. HAY QUE ENGANCHARSE A LA LOCOMOTORA CAPITALISTA Y ALINEARSE CON LOS VAGONES QUE VAN POR LOS RIELES DEL DESARROLLO.

CARACAS
PROF. EDUARDO PEREZ-ALBELA F
epaoberti@gmail.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR