¿Cómo La Meditación Zen Te Puede Hacer Más Saludable?

Ante la gran cantidad información con la que cuentan las personas, cada vez más se toma conciencia de que la vida no tiene por qué limitarse al trabajo, la vida en familia o la pareja: pasa por conseguir un bienestar espiritual y una salud mental que solo se consigue por uno mismo.

zen

La Meditación Zen

De la falta de esta paz interna viene el estrés, el malestar, el ensimismamiento, la depresión, aunado con el desgaste por el frenético estilo de vida y la rutina que nos obliga la sociedad moderna. Esto es lo que Freud llamó el malestar de la cultura; y que la gran mayoría de la sociedad no identifica.

En este sentido, son cada vez más los que se unen en forma de pequeñas comunidades con el objetivo común de incorporar nuevos hábitos que les proporcionen bienestar físico y espiritual.

Esta comunidad de intereses viene creciendo gracias a la posibilidad de interconectarnos gracias al Internet. De allí que se haya popularizado diferentes practicas del Lejano Oriente que se basan en conseguir la armonía entre el cuerpo y la mente, siendo una de las más extendidas la meditación y el budismo Zen.

¿En qué consiste el Zen?

Viene de las enseñanzas de Buda adaptadas por su aprendices en China y Japón. Etimológicamente puede significar, entre otras acepciones, absorber. El Zen es una práctica de meditación que ayuda al despertar de la consciencia. Esto hace a la persona más perspicaz ante los problemas dentro de su mente y le da herramientas para librarse de ellos.

¿Cuáles son sus beneficios concretos para nuestra salud?

Diferentes estudios aseveran que las personas que practican Zen tienen mayor bienestar emocional y espiritual. Asimismo, coordina las neuronas y altera los circuitos cerebrales que impulsan cambios positivos en las personas.

Aplica con buenos resultados para el tratamiento terapéutico de personas con cuadros de estrés crónico o ataques depresivos.

¿Cómo se práctica?

Como todas las formas de meditación, se basa en controlar el ritmo de la respiración mientras se está sentado en una posición especial, conocida como postura del loto por alrededor de 15 minutos.

En todo este tiempo se debe intentar apartar todo pensamiento de tu mente mientras te mantienes atento a los sonidos a tu alrededor procurando no moverte en ningún momento.

Es básicamente estar consciente de tu presente inmediato al tiempo que piensas en no pensar en nada: liberarte de tus recuerdos y pensamientos, dejarlos ir, junto a las causas de tu estrés y tus pesares.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR