Los Errores Más Graves De La Operación Bikini

0
62

Con la llegada del verano volvemos a escuchar el habitual leitmotiv de estas fechas, catalogado como operación bikini pero que acaba provocando desórdenes alimentarios y en la salud física de muchas mujeres y niñas, aunque también cada vez más de hombres y adolescentes obsesionados con lucir bien sin camiseta.

Pero si la mayoría de personas tenemos claro que una dieta drástica no es una buena idea para la salud física, ¿por qué seguimos creyendo en las dietas milagro y en el “pierde 10 kilos en una semana?”. Hoy repasaremos algunos errores habituales:

Las dietas sin esfuerzo no existen. Ninguna pastilla, suplemento o alimento por sí solo va a conseguir que tengamos la figura que deseamos, y menos en un tiempo récord para llegar a tiempo al verano.

El agua no engorda. Parece que todos lo tenemos claro, pero en según qué procesos de adelgazamiento, hay personas que dejan de acudir al dispensador de agua en la cocina o la oficina para abandonar el consumo de agua.

Beber agua es imprescindible para el funcionamiento del organismo, y abandonar los hábitos saludables en cuanto a ingesta diaria puede convertir el proceso de adelgazamiento en un verdadero riesgo para la salud.

Seguir rellenando el botellín en el dispensador de agua de la oficina es una práctica 100% recomendable y saludable para cuidar la figura, y no a la inversa.

Sin ejercicio físico no hay dieta que valga. Para aquellos que quieran iniciar una dieta en el tiempo y saludable, la combinación con la práctica de algún deporte o actividad física diaria es esencial para habituar al cuerpo a nuevos y mejores hábitos.

Si simplemente comemos por debajo de lo que nuestro organismo reclama, siempre podemos acabar cayendo en el desequilibrio alimentario.

Mientras que manteniendo una dieta nutritiva y equilibrada juntamente con la práctica de alguna actividad física estaremos adoptando mejores pautas para conseguir bajar de peso.

Abandonar la dieta equilibrada. Así como dejar de beber del dispensador de agua era uno de los hábitos más vistos, una pobre alimentación y nutrición es otro de los principales problemas de estos objetivos de adelgazamiento desmesurados.

Dejando de lado los nutrientes básicos para centrarnos solo en aquellos menos calóricos puede ser igualmente perjudicial para nuestra salud

La lista de errores habituales y consejos a seguir para seguir una dieta es muy larga, e igualmente conocida por la mayoría.

A fin de cuentas se necesita sentido común en muchas ocasiones, y no dejarnos llevar por mitos, estereotipos o miedos al ridículo.

Si durante el año nos sentimos bien, hacer un pequeño esfuerzo de cara al verano no es ningún problema.

Ahora bien, si durante el año ya creemos que tenemos un exceso de peso, en tal caso el verano podría ser un detonante para tomar medidas drásticas, cuando en realidad debería servirnos para poner en orden nuestra alimentación y ejercicio físico para y poder rebajar esos kilos de más paulatinamente. Que el verano sea el toque de atención, no el objetivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here