Los Riesgos Para La Salud De La Peligrosa Dieta Light

1
62

¿Cuántas veces no hemos oído el clásico “es light”, no engorda? Bien, en parte tiene algo de razón, pero para aquellas personas que construyen su alimentación alrededor de los productos light pueden estar adoptando un ritmo de vida muy poco saludable, por contradictorio que pueda parecer.

Hay costumbres que debemos interiorizar, como para el caso reducir el consumo de azúcares en nuestra alimentación cotidiana.

Como en todo, no pasa nada por comer azúcares, es más, en parte son necesarios, pero siempre de los márgenes recomendados y apropiados para cada persona en particular.

Los alimentos light son por ello una moda que surgió para aprovechar esta necesidad pero que se ha ido convirtiendo en un peligro por la masificación de productos light de todo tipo, que sustituyen azúcar por otros edulcorantes químicos o naturales.

La mayoría de personas tratan de controlar y ajustar su dieta, por lo que las precauciones acerca de los productos light deberían ser una más en su lista de prioridades.

De igual modo que debemos beber agua en la oficina, salir a hacer ejercicio físico o descansar unas horas de sueño de calidad, controlar esta ingesta de productos light debe ser una rutina más.

¿Por qué pueden ser nocivos los productos light?

Básicamente por su uso reiterado. Al sustituir el azúcar de los productos por otros edulcorantes, estaremos ingiriendo unos valores de edulcorantes muy por encima de las recomendaciones diarias.

De igual modo que nos podríamos pasar de azúcares, también nos podemos pasar con los edulcorantes, y estos tienen un efecto nocivo en cantidades no recomendadas. Un refresco de cola equivale a 16 cucharadas de azúcar.

¿Verdad que no se nos ocurriría ponernos 16 cucharadas de azúcar al café? Pues este tipo de baremos son los que debemos tener presentes cuando consumimos ciertos alimentos.

Y es que el equivalente a 16 cucharadas de azúcar en edulcorantes también será una cantidad elevada para poder mantener el dulzor habitual.

A fin de cuentas, las recomendaciones son las habituales. Beber agua, comer sano y hacer ejercicio.

Y de igual modo que no debemos dejar de llevar agua para la oficina pese a estar en horario laboral, o dejar de hacer actividad física pese a disponer de poco tiempo (seguramente sea un asunto de prioridades), tampoco debemos caer en la falsa dieta light.

Porque por mucho que lo deseemos, hay productos que no son adecuados para su consumo regular, entre ellos un mismo refresco de cola, pero como este otros muchos que bajo la etiqueta light nos permitimos comer con mayor frecuencia de la que lo haríamos de no tener este peligroso adjetivo que tendemos a relacionar con saludable. Light no significa sano

Eso es algo que no debemos olvidar a la hora de acudir al supermercado a hacer la compra semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here