Alcanza Una Salud Integral A Través De La Práctica De Yoga

Una idea errónea, y por demás común, es el pensar que la salud tenga que ver con el peso o con estar libre de enfermedades. Esto apenas son dos factores que entran en el concepto de lo que es estar saludable.

La Práctica De Yoga

La Práctica De Yoga

Ahora se conoce que la salud y el verdadero bienestar se consigue cuando compaginan una serie de factores que pasan por el ambiente, la dieta, la rutina diaria y las relaciones con que cuenta el individuo.

El concepto de estar sano, de ser una persona saludable, ha venido cambiando en las últimas décadas; asemejándose a los principios filosóficos de ciertas sociedades del Lejano Oriente que buscan la armonía de la persona con el mundo.

Esta es acaso una de las principales razones por las cuales otras culturas, como las india, china o japonesa, daban tanta importancia no solamente al ejercicio físico sino también al equilibrio entre la mente y el cuerpo. Así, lo físico y lo espiritual se interrelacionan para conseguir la verdadera salud.

En años recientes muchas de las practicas de estas culturas se han venido popularizando en Occidente, una de las más difundidas es el yoga. Esta es una disciplina que busca dar bienestar a las personas tanto consigo mismas como con su entorno a través de ejercicios de bajo impacto y que se basan en la respiración y la elasticidad del cuerpo.

La práctica de yoga brinda salud física al basarse en un conjunto de posturas físicas de complejidades diversas, con los cuales el cuerpo va tonificándose y haciéndose más flexible con el pasar del tiempo. Al ser un tipo de ejercicio de muy bajo impacto, puede ser realizado por casi cualquier tipo de persona, incluyendo las personas de Tercer Edad.

Asimismo, la práctica de yoga proporciona bienestar emocional. Y es que el yoga  puede ser una forma de vida, si sigues sus preceptos milenarios. Pero si no, puedes tomar lo mejor de él para despejar tu mente, mediante la práctica de la meditación que conlleva practicar correctamente sus posturas.

El secreto es concentrarse en la respiración, volverte consciente de ella, solo así consigues sacar de tu mente el resto de pensamientos, lo cual te lleva a un estado de relajación alerta, atento de lo que ocurre a tu alrededor.

Al poco tiempo de practicar yoga la persona se siente más serena, con más energía y motivada ante la vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR