¿Cómo Afecta Trabajar Desde Casa a La Salud De Los Emprendedores?

Es cada vez más común ver como los emprendedores, aunque también los freelancers, optan por comenzar su negocio sin ni siquiera un lugar de trabajo. Es decir, son muchos los que empiezan su negocio o start-up desde casa. Aunque esta situación no es para nada la idónea, proporciona muchas ventajas a primera vista.

Empezar trabajando desde casa te permite reducir gastos considerablemente al no tener que pagar por una oficina ni por los desplazamientos. Además también consigue ahorrarte bastante tiempo, sobretodo en desplazamientos. También tenemos en cuenta la comodidad de estar en un ambiente familiar que te puede beneficiar positivamente.

Sin embargo los expertos apuntan a que ésta no es la forma idónea de trabajar, es decir que tiene algunos inconvenientes que debemos gestionar con cuidado. Veamos como afecta a estos emprendedores y freelancers el trabajar desde casa.

Emprendedores

Menos actividad física

Desde Yeeply, plataforma de desarrollo de aplicaciones y páginas web, trabajan con muchos tipos de profesionales, desde desarrolladores, programadores, diseñadores, hasta expertos en marketing digital y móvil. Muchos de ellos freelancers o emprendedores de pequeños negocios, destacan la poca actividad física como uno de los principales problemas de trabajar desde casa.

Al hablar con emprendedores y freelancers nos damos cuenta de que les preocupa que sea casi imposible hacer el mínimo de ejercicio recomendado por los expertos”, nos explica Fernando Ballester, Business Manager en Yeeply.

El tiempo fuera del hogar-oficina se reduce drásticamente y vemos que es prácticamente imposible mantener una rutina. El tiempo que invertimos en salir antes de casa, coger el metro o el coche y llegar hasta la oficina nos permite movernos y activarnos un poco. Al trabajar desde casa la actividad física se reduce.

¿Qué podemos hacer?

La opción más viable es organizarnos un calendario que debemos cumplir estrictamente. Lo idóneo es que antes de empezar a trabajar hagamos alguna actividad.

Muchos emprendedores optan por pasar por el gimnasio a primera hora de la mañana antes de empezar a trabajar. Es una forma muy habitual de activar el cuerpo de forma sana, y además nos permitirá separar el concepto de ‘relajarse en casa’ y del de ‘trabajar en casa’. Separar estos dos tiempos con una actividad fuera del espacio de trabajo nos ayudará a estar más sanos, activos y productivos.

Si no eres de los que van mucho por el gimnasio, organízate todas las tareas que necesites realizar fuera de casa a primera hora, y así al volver llegarás a casa en ‘modo trabajo’.

Nos relacionamos menos

Como consecuencia de ‘no salir de casa’ nos encontramos con que nos relacionamos menos con otras personas. Tal como explica la psicóloga clínica Nuria Sánchez en la revista SModa, “es importante intentar no aislarse y recurrir a cursos, talleres o conferencias que estén relacionadas con el negocio en sí”.

Aunque por otra parte también es cierto que realmente el ‘trabajar solo’ es una cuestión solamente física, porque tendremos contacto periódicamente con otras personas como clientes, proveedores o colaboradores, aunque sea por teléfono, correo electrónico o skype.

Destacamos esta ausencia de relación social sobretodo al carecer de relación física con los compañeros de trabajo y demás. “Lo más duro de trabajar desde casa es separar la vida familiar del trabajo, a veces se confunde. Y lo peor es que muchas veces te cruzas más con un vecino o con tu pareja que con un cliente o compañero de trabajo”, nos explica uno de los profesionales freelance de Yeeply.

¿Qué podemos hacer?

Aunque las nuevas tecnologías pueden ayudarnos mucho en nuestra tarea de comunicación con clientes, colaboradores o proveedores, podemos encontrar un punto intermedio entre la comunicación física y digital.

Aunque nuestras comunicaciones sean casi siempre a través del teléfono o correo electrónico, resérvate algunas reuniones importantes para realizarlas en persona. Si por ejemplo como emprendedor tienes trabajadores en remoto, sería idóneo reunirlos físicamente a todos de vez en cuando (dos veces al año) para conocerse mejor, crear equipo y fomentar la colaboración. Así conseguirás una mejor sincronía con los empleados y mejor productividad.

Pérdida de oportunidades laborales

Otra de las desventajas que nos encontramos es que perdemos la oportunidad de aprender de otros expertos del sector. A nivel profesional, para conseguir evolucionar, crecer, aprender cosas nuevas, tienes que relacionarte con otros expertos, sean o no competencia tuya directa.

Pero también puede traducirse en una menor entrada de clientes, proyectos o trabajos a realizar como emprendedor en tu nueva empresa o como freelance. Son muchos los emprendedores que optan por las aceleradoras o por las incubadoras de start-ups, para aprovechar la ayuda de las instituciones y las oportunidades de trabajo que ofrecen. Pero no todos pueden acceder a este tipo de entornos, de modo que la opción de trabajar desde casa suele ser la más recurrente.

¿Qué podemos hacer?

Una opción para combatir estos tres inconvenientes suele ser la de optar por el alquiler de un espacio en un coworking. Éste es un espacio en el que emprendedores, freelancers y trabajadores individuales pueden alquilar una pequeña parte de una gran oficina.

Es decir, por ejemplo alquilar una mesa en un coworking te permite salir de casa, encontrarte en una especie de ‘oficina’ dónde trabajar profesionales en condiciones similares a la tuya y además te permite relacionarte y aprender de otros sectores.

Entonces, ¿es malo trabajar desde casa?

No, no es malo trabajar desde casa si te organizas bien. Puede afectar a tu salud el tener una mala disciplina y no saber gestionar tu tiempo y tus relaciones sociales con clientes y empleados. Pero la clave está en: saber diferenciar tu espacio de trabajo del resto de tu casa, centrarte al 100% cuándo estés en tu ‘horario laboral’ designado y sobretodo no aislarte del mundo para mantener tus relaciones laborales sanas y activas.

Algunas recomendaciones extra para los que trabajéis desde casa:

  • Realizar alguna actividad física. Puedes aprovechar la primera hora de mañana como arranque y separación entre tiempo libre y de trabajo. O incluso la pausa de mediodía para salir fuera a comer o ir a una clase de yoga o kick boxing.
  • Separar físicamente el espacio de trabajo del que no lo es. Puedes utilizar una puerta, una línea divisoria, un ambiente decorativo distinto, etc.
  • Definir un calendario y horario laboral, para no buscar excusas y acabar distrayéndonos con ir a hacer la compra o hacer la comida antes de tiempo.

Y a ti, ¿Cómo hacer para mantenerte saludable si trabajas desde casa? ¿Tienes algún truco o secreto?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR