Saltar al contenido

Las Mejores Curas Del Feng Shui Para El Hogar

cura de Feng Shui

En este artículo vamos a descubrir algunas curas del Feng Shui para el hogar, tanto dentro de casa como también en el patio o puerta de bienvenida.

Descubra las energías revitalizantes que hay cerca de su ambiente.

1. Las Mejores Curas para tu Casa

La protección del hogar y la estimulación de la circulación de las energías positivas es totalmente posible gracias a las curas del Feng Shui para el hogar.

Son piezas muy simples de obtener, cuya simbología es profunda y que puede ser beneficiosa para la circulación de las malas energías (esto quiere decir: sigan su camino fuera de la casa) y la atracción de buenas vibras, estimulación del plano emocional y armonía y además aporta una decoración genial.

1.1 Buda, la cura con más tradición

La estatua de Buda es una de las curas del Feng Shui más reconocidas. Sin embargo no todas las figuras son similares: en ciertas ocasiones se lo encuentra sentado y en otras de pie, a veces viste túnica y otras está desnudo, también se lo puede ver con diferentes posiciones.

Es importante indicar que la imagen de Buda cumple con la representación de la “buena energía” llamada Sheng Qi y cada una de las estatuas cuenta con una simbología diferente:

Budai (Hotei, el Futuro Buda): Tiene unos kilitos extra, siempre con una sonrisa, cuelga joyas y sinboliza la riqueza y ser generoso. Por lo general tiene lóbulos extensos en sus orejas cuya representación es el conocimiento y la escucha atenta de todo lo que se pida.

Lakshana: Podemos ver un Buda con una especie de corona que significa la santidad, o también con un rodete en el pelo, en este caso simboliza la meditación y la vida espiritual.

Además, las estatuas se presentan con diferentes conductas:

Buda de capa roja: Es perfecto para vencer los problemas. Es normal que la estatuilla cargue con monedas de oro o lingotes, se recomienda la ubicación cercana a la puerta principal de la casa u oficina, siempre mirando hacia adentro del ambiente.

Buda de la compasión: En este caso se lo encuentra cargando una bolsa en su espalda y también un abanico en una de sus manos. Sonriente y desinteresado: lleva tesoros para repartir con los que se encuentre en su camino y necesiten de su ayuda. Es recomendable ubicarlo en el sudeste del ambiente y sumar una vela a su lado.

Buda de la felicidad: Lo encontramos en reposo, con una sonrisa y sosteniendo un sombrero de emperador. Se lo vincula con el crecimiento de la persona, la fe y la esperanza en uno mismo y la superación de problemas. Lo aconsejable es que se encuentre al sudoeste de la sala.

Buda de la fertilidad: Por lo general está sentado, siempre sonriente y acompañado por niños o elementos que los simbolicen. Recuerden colocarlo al oeste de la habitación.

Buda de la salud: Se lo puede encontrar parado o reposando, siempre sujeta una calabaza en la mano izquierda y tiene relación con la cura de enfermedades y del alma. Es recomendable colocarlo al este de la sala y que tenga cerca una planta.

Buda del éxito: En esta estatuilla se lo puede ver con una perla en cada mano o las levanta sobre su cabeza en representación de la victoria y la vida plena. Lo ideal es tenerlo en la oficina o al sudoeste del cuarto.

Buda para las finanzas: Está de pie casi siempre, teniendo un lingote de oro y representa el dar y recibir. Se recomienda colocarlo al noreste de la sala en compañía de una planta con hojas redondas.

1.2 Otras curas del Feng Shui

Además de los Budas que nos ayudan mucho, hay otras curas del Feng Shui para usar en casa y de esta forma lograr la armonía y mejorar la circulación de energías en casa sector del hogar:

Objetos brillantes: Para la activación de la energía en el ambiente, no hay nada mejor que bolas de cristal que se cuelgan, espejos facetados y luces. Es muy recomendable para usar en un acceso complicado o con ángulos, o para la salida de corredores reducidos. Además, no olvidar que los espejos pueden cambiar la dirección de las energías positivas y negativas.

Seres vivos: Por lo general los símbolos de la vitalidad se representan con los peces, las plantas y las flores, que son perfectos para casas que son construídas en terrenos inclinados o con desniveles, donde las energías tienen una circulación constante aunque también pueden detenerse.

Los sonidos de aire: Instrumentos como la flauta de bambú anuncian la llegada de buenas nuevas, son ideales para colocar en la entrada del hogar y de esta forma quitar los puntos angulosos en la casa.

Peso: Las piezas que son pesadas como las estatuillas, las rocas de gran tamaño y los tiestos pueden nivelar las energías en zonas con mucha actividad, aproximando la estabilidad al hogar.

Las curas del Feng Shui colaboran con lo bello y la calma en los ambientes, sin embargo nunca olvidar de acompañarlos con una limpieza diaria, orden regular y buenos pensamientos, para atraer con gran fuerza las energías positivas.