Levadura: El Secreto De Una Buena Pizza

Además de la cubierta, el secreto de una buena pizza reside en la masa. Más o menos finita, las variedades admiten la clásica “de molde”, la media masa y la ahora muy de moda “a la piedra”.

Si de masa estamos hablando, no podemos dejar de mencionar la materia prima, es decir la levadura. Si bien no es difícil trabajar con ella, conviene conocer algunos secretos.

pizza levadura

La levadura puede conseguirse en sus tres versiones, esto es fresca prensada, seca virgen o de cerveza e instantánea. La primera de ellas, prensada, viene en cubos de 50 g o más y presenta un aspecto húmedo.

Al comprarla, asegúrese de que su color sea claro, uniforme y sin manchas y nunca como “oxidado”. Con este tipo de levadura se calcula 50 g por cada kilo de harina como proporción justa para elaborar las pizzas.

Si prefiere comprar la versión seca virgen, sepa que está envasada en sachets bien cerrados cuya vida útil se extiende hasta unos 4 meses desde la fecha de elaboración. La equivalencia es dos partes de la prensada y se utiliza de igual modo que ésta.

Como su nombre lo indica, el tercer tipo de levadura actúa instantáneamente al mezclarse con la harina. No necesita ser conservada en la heladera y se consigue en sachets de 10 g que rinden igual que los 50 g de la prensada.Puede usarse hasta un año después de la fecha de elaboración.

Por último, recuerde que siempre que trabaje masas con levadura debe hacerlo en lugares cálidos, lejos de las corrientes de aire, y los resultados serán excelentes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR