Saltar al contenido

Los Pro y Los Contra Del Agua Sobre La Piel En La Mujer

Piel de la mujer con agua

La piel necesita del agua para no marchitarse, en especial, la del cutis, pero esto no implica lavarla cada dos horas porque puede producir el efecto contrario.

En realidad, cuanto más se pulveriza agua sobre el rostro y no se lo seca, se corre el riesgo de resecar la piel en exceso y volverla más quebradiza. Este es un recurso válido para las que tienen piel grasa, siempre y cuando no tengan más de treinta años.

Para humedecer la piel sin perjudicarla, opte por ingerir mucha cantidad de líquidos, consumir alimentos con vitamina A, evitar los medicamentos que desequilibran la faz acuosa, y practicar deportes al aire libre con protección adecuada para la piel, es decir, un filtro solar con el factor de protección que su piel necesite.

Otra medida a tener en cuenta es usar productos humectantes y nutritivos que posean en sus fórmulas ingredientes encargados de llevar humedad a las células y elasticidad a la piel.

Antes de colocarse el maquillaje no se olvide de proteger el cutis con cremas humectantes o hidratantes, y para la noche, aplique cremas nutritivas a base de aceites vegetales.