Los Verdaderos Amigos

Una de las típicas confusiones que hay respecto de la amistad es creer que hay amistad verdadera cuando entre dos personas se gustan y se quieren las mismas cosas.En una relación auténtica puede llegar a incluirse esto, pero no es suficiente.Nunca será amistad el gusto por las cosas, porque no hay reciprocidad ni se desea el bien del objeto.

amigos para siempre

Decía Aristóteles:

Se desea el vino, pero sería ridículo querer el bien del vino

En cambio, debemos desear el bien del amigo.Y hay amistad cuando esa benevolencia es recíproca.

Advertía el filósofo la dificultad de que hubiera auténtica amistad entre los malos.Éstos prefieren los bienes materiales a los amigos, pues no aman a las personas más que a las cosas.Entre ellos hay, más que verdadera amistad, adulación, es decir el hacer o decir con intención lo que cree que puede agradar a otro.”El autentico amigo nunca te dice lo que vos queres escuchar, te dice la verdad y lo que es mejor para vos”.

La Franqueza De Un Amigo

Esto se ve excelentemente reflejado en una escena de una película de 1997 del director Gus van Sant, titulada Good Will Hunting (aquí se conoce como “En Busca Del Destino”).

Cuenta la historia de Will Hunting (interpretado por Matt Damon), un joven prodigio pero problemático, que trabaja como empleado de mantenimiento en la universidad del MIT.Hunting es un genio de las matemáticas, pero con problemas de comportamiento.Ante el descubrimiento de su don, se le empiezan a abrir posibilidades laborales impensadas, para un chico de su condición social.

verdaderos amigos

Pero sus dificultades afectivas le impiden abrirse a los demás y al desarrollo de todo su potencial, prefiriendo la “seguridad” de su oscura vida pueblerina.Entonces su amigo Chuckie Sullivan (Ben Affleck) le habla sinceramente, sin hipocresía, abriendo el propio interior.

-Mira, eres mi mejor amigo.Así es que no tomes esto a mal.

Pero si en 20 años todavía estas viviendo acá, viniendo a mi casa a ver TV, todavía trabajando en la construcción, te voy a matar (..)

– ¡De qué m.. estás hablando? – le contesta Will.

– Mira, tienes algo que ninguno de nosotros tiene.

– ¿Por qué siempre esto? Siempre me debo a mí mismo el hacer esto o aquello.

– (..) No te lo debes a ti mismo.Me lo debes a mí.Porque mañana me voy a despertar y tendré 50 años y todavía estaré haciendo esta m.. (..) Quiero decir, estas sentado sobre un billete de lotería ganador.Y estás demasiado asustado para cobrarlo, y eso es una estupidez.Porque yo haría cualquier cosa por tener lo que tú tienes. (..)

Esa Amistad Auténtica Exige La Franqueza

– No sabes nada.

– Así que no sé nada? Dejáme decirte lo que sé.Cada día te paso a buscar por tu casa, salimos y tomamos algo, y nos reímos un poco, y eso es genial.¿Sabes cuál es la mejor parte de mi día? Dura diez segundos: desde que subo a la vereda hasta que llego a tu puerta.Porque pienso que tal vez, golpearé tu perta y no estarás ahí.Sin “adiós”, sin “nos vemos”.Nada.

Simplemente te fuiste.No sé mucho..pero sé eso.

las verdaderas amigas

Esto se llama franqueza…

La amistad auténtica implica auténtico amor, un amor benévolo, que ama al amigo por sí mismo, y no un amor concupiscente, que le ama en beneficio propio, es decir, para utilidad o deleitación propia.Esa amistad auténtica exige la franqueza.

Por eso con nuestros amigos, hijos, enamorados, debemos ser exigentes y preferir verlos soportar el sufrimiento que verlos “felices” de un modo enajenado y despreciable.Frente a las deformaciones modernas del amor, de la felicidad “a cualquier precio y de cualquier manera”, la amistad, por su misma naturaleza exige perfeccionar al ser amado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR