Mindfulness: La Terapia De Escuchar Atentamente

Vivimos en un mundo que no duerme, y que cuando lo hace, lo hace mal. Hoy más que nunca el ser humano ha sido lanzado a un círculo vicioso que no descansa ni bajo ningún concepto.

Mindfulness

¿Qué es el mindfulness?

El día comienza con el grito de la alarma del despertador y no termina hasta el final de la tarde o ya entrada la noche. El ir y venir diario satura la mente, la doblega, la satura de estrés y hace que le falte de claridad a la hora de tomar las decisiones o hacer juicios de valor.

La mente, que tanto tiene que ver con el bienestar emocional de las personas, es forzada a procesar y seleccionar decenas de informaciones que la van atiborrando cada vez más; corroyendo paulatinamente la salud de las personas. Por ello es importante tomar consciencia de esto y buscar modos naturales de descongestionarla.

Para esto, prácticas como la consciencia plena o mindfulness son ideales.

Hoy más que nunca necesitamos de los saberes de estas culturas orientales que tanto se enfocaron en el bienestar cuerpo-alma para aplicarlos al día a día.

Y es que, el mindfulness o la atención en plena, es una práctica milenaria que nos llega de sociedades orientales, concretamente de la cultura budista. Para quienes la atención plena es capital en tanto nos hace consciente de nuestras dolencias; de aquello que perturba.

La escucha atenta hace plenamente consciente al sujeto de su realidad presente; de cada detalle. A decir de los estudiosos del tema, es un momento en que cuerpo y mente se sincronizan para develarnos la realidad. Conseguir una presencia plena de los momentos de la vida ayudan al bienestar emocional de las personas, puesto que lo viven con mayor felicidad e intensidad.

¿Cuáles son los beneficios del mindfulness?

Los beneficios de esta práctica milenaria son reconocidos en el ámbito de la psicología clínica, puesto que ayuda a los pacientes a reconocer los problemas que los afectan.

De hecho, estos principios filosóficos/espirituales, son eficaces para combatir cuadros de ansiedad, angustias, depresión, entre otros, alcanzando así estados de paz tanto a nivel físico como emocional.

Igualmente, está práctica ayuda a la concentración y, particularmente en niños, a controlar y reducir los niveles de cuadros de déficit de atención.

Sin embargo, la esencia de la atención plena es ayudar a las personas a discernir aquello que afecta su salud mental.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR