¿Cómo Pasar Un Tope De Forma Correcta?

A la hora de aprender a manejar un coche, uno de los problemas frecuentes es pasar un tope o mejor llamado lomo de burro, pero todo dependerá de la localización para saber a ciencia cierta la dificultad para librarse de estos reductores de velocidad, porque en algunos sitios son más discretos mientas que en otros el problema se vuelve un dolor de cabeza.

Pasar Un Tope

Lo primero que tenemos que saber es que cuando se coloca un reductor de velocidad en cualquiera de sus formatos es porque en dicho lugar no se puede transitar a velocidades extremas, es posible que sea un cruce peatonal o peligroso. Claramente hay que tener cuidado al cruzar estos sitios.

Por lo general para pasar un lomo de burro con tranquilidad, solo es necesario bajar la velocidad para evitar un golpe y sentir movimientos fuertes en el vehículo. Lo normal es transitar a una velocidad moderada que por lo general es entre diez y cinco kilómetros por hora y luego retomar una velocidad más exigente.

En la calle podemos encontrar topes altos y que son un verdadero riesgo para la suspensión del coche en el caso de tomar velocidad, pero no es todo porque tomar un tope mal puede lograr que el vehículo se apague en el medio del tope y que el coche rodara hacía atrás, pudiendo chocar a otro carro que estuviera detrás.

Para pasar un lomo de burro alto, hacerlo de forma suave y sin estropear el coche, es elemental una reacción ágil para frenar el vehículo con clutch y acelerar en el mismo instante.

El objetivo de ello es tener mucha habilidad para no dejar que el coche retroceda en una pendiente pronunciada, sin tener que frenar porque es necesario seguir adelante y no detener la marcha a medio tope.

Si es un lomo de burro alto:

Bajar la velocidad hasta el mínimo antes de pasar el tope teniendo la palanca de cambio en la posición neutral, la rueda delantera tiene que pasar con suavidad con la inercia que se trae sin tener que acelerar, luego pasar a la primera velocidad, comenzar poco a poco a acelerar para después pasar a la segunda velocidad sin movimientos fuertes, ahora continuar la marcha.

En algunas ocasiones es una buena idea pasar lomos de burro en diagonal, es claro que dependerá de las condiciones de tráfico pero es conveniente para que la suspensión no sufra y el coche no rebote demasiado, lo que hace que baje el riesgo de dañar la zona inferior del vehículo en el tope.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR