Peces Agresivos: Técnicas Infalibles Para Calmarlos

 

Parece que los peces agresivos es una cuestión de tamaño. Pero también ocurre en diferentes especies animales: los perritos de razas diminutas suelen ser un poco histéricos, de hecho, pasa también con algunos seres humanos, pero es casi una regla fija cuando hablamos de peces.

Peces Agresivos

Los Peces Agresivos

Existen variables que los toman agresivos temporariamente, por ejemplo, durante el período de celo están más propensos a las peleas, inclusive, algunos ejemplares pueden maltratar a la hembra que han elegido para formar pareja.

Siempre las agresiones se dirigen del pez más grande al más chico; por eso, una buena forma de solucionar las grescas es, colocando peces de mayor tamaño, serán los encargados de poner el orden en el acuario.

Algunos son peligrosos cuando están solos y su “mal humor” desaparece cuando se lo suma a un cardumen. Tal es el caso de los Barbus.

Los cícilidos, tienen conflictos cuando alguien invade su territorio, son supercelosos de la zona que consideran “privada”.

Si la paz no regresa colocando a los peces en distintos tamaños puede apelar a los separadores que se venden en los acuarios. Son pequeñas peceritas, cubos que se colocan dentro del mismo acuario y encierran a los ejemplares de “alto riesgo”.

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada nueva actualización.

One Response

  1. Gabriela

Deja un comentario

Nuestros artículos
en tu eMail

Suscríbete a nuestro Feed y recibe cada actualización del blog.