Cómo Pedirle Un Aumento De Sueldo a Su Jefe y No “morir” En El Intento

 

A continuación voy a explicar cinco maneras de solicitar un aumento de sueldo a su jefe de forma correcta y otras cinco que bajo ninguna circunstancia hay que ni siquiera pensar.

Aumento de sueldo

Unsplash / Pixabay

No compararse con otros empleados de la compañía

Si buscan razones para que su jefe cuente porque otros empleados ganan más dinero, ya es una mala idea la comparación con otros trabajadores.

Una persona que habla siempre mal de otros no es de confiar. Por lo tanto al momento de pedir un aumento de sueldo no hagas una comparación innecesaria con otro empleado.

Pensar con anterioridad los rendimientos en el trabajo

Trabajas duro en tu trabajo? Hay rendimientos óptimos? La llegada al trabajo es puntual? Cuando hay muchas tareas por realizar sacas el pecho o te acobardas? Cuando estén viajando en el coche o metro, es recomendable ir pensando muy bien los rendimientos personales en la empresa e ir anotando todo en un cuaderno. Cuando llegue el día indicado, recuerda tres rendimientos positivos aplicados en la empresa para explicarle al jefe.

Empleado trabajando

Hans / Pixabay

No dar explicaciones sobre lo realizado en el último año

Para eso se recibe un pago! Si no quieren escuchar esta respuesta del jefe, entonces no es necesario explicar todo lo realizado durante el último año. Él paga a cambio de trabajo, si esto no se hiciera, el despido estaría latente.

Explicación sobre las metas conseguidas en la empresa

Si el aporte en el trabajo es algo extraordinario y nadie lo ha realizado antes, es el momento de dar una explicación a tu jefe. El jefe necesita ver resultados afirmativos y avances positivos en el área en donde se trabaja.

Seguramente pensarás que gracias a tú actividad sobresaliente este departamento rinde mucho mejor. Es el instante para meditar sobre ello y hacer una exposición al jefe.

Nunca decir que estás cansado

Estoy exhausto y creo que necesito un aumento de sueldo ya! Si creen que estas palabras son aconsejables, están realmente equivocados. El jefe nunca dará un aumento de sueldo a una persona totalmente quemada y de mal humor.

Demostrar que todavía sigues creciendo en el trabajo

Saben porqué las empresas por lo general contratan a personas jóvenes en vez de las mayores?. Bueno, sencillamente por el “precio” y la “ilusión”. Un empleado joven a parte de ser más “barato” ofrece más ilusión y por lo general es más ambicioso.

Los jóvenes dejan todo por la compañía, por llegar bien alto y por hacer una carrera en la empresa. Una buena idea es demostrarle al jefe que todavía tienes motivaciones para conseguir retos gigantes.

Trabajando duro

caio_triana / Pixabay

No te creas el mejor

Si no me da el aumento.. RENUNCIO! Esta frase es un error absoluto y se debe olvidar por completo.

Tener humildad pero con firmeza

Muchos millonarios suelen tener una gran humildad. Desde un camino humilde una persona es capaz de aprender más y sacar un rendimiento máximo a las cosas. Ser contundente al momento de la exposición, con humildad para escuchar a tu jefe pero dar buenas respuestas para pedir un aumento de sueldo.

Usar la humildad para solicitar un mejor sueldo o para exponer ideas novedosas para la próxima vez que quieran pedir un aumento.

Pedir un aumento de trabajo

TeroVesalainen / Pixabay

Olvidarse de pedir aumento cuando el jefe está enojado

Si no quieren recibir una dura respuesta como por ejemplo: “No me vengas ahora con este tema que tengo cosas peores en qué preocuparme”, es recomendable no molestar al jefe cuando está de mal humor.

Si el jefe acaba de salir de una reunión problemática o tiene un pésimo día, intentar no acercarte a pedir un aumento.

Pensar el momento exacto y el discurso perfecto para pedir un aumento

Será una mala idea si el momento de exponer no es el indicado ya sea porque tu jefe no está receptivo para recibir el mensaje. Analizar al superior durante un tiempo y encontrar el instante adecuado para hablar. Luego exponer el discurso de porqué tu puesto es necesario y los aportes positivos en el sector.

Si la respuesta es NO! , no te enojes , espera una segunda oportunidad

Hay que pensar que la probabilidad de la negación por parte de tu jefe sea alta. Sobretodo si la compañía está pasando un momento económico complicado.

Es elemental tomar provecho de cada una de las palabras que te dice, no enojarse y tomar más fuerza para la segunda chance.

   
Alojado en PremiumHosting.cl