¿Cómo Tratar Los Ataques De Perros Epilépticos?

Claramente la epilepsia es un malestar desagradable en todos los casos. Lamentablemente, nuestros animalitos también la padecen. Ver todos los días el sufrimiento de un perro epiléptico es realmente triste. Sin embargo, hay diferentes consejos útiles para su correcto tratamiento.

Los trastornos epilépticos pueden aparecer en cualquier raza de perros, aunque algunas de ellas son más propensas, Por ejemplo: El pastor alemán, Setter, Caniche, Dachshund y Beagle por nombrar algunas.

En la mayoría de los casos corresponde a la herencia de su familia. Los ataques aparecen por lo general en el rango de los 6 meses hasta los 5 años de edad. No obstante, entender lo que se debe hacer ante un ataque es elemental para auxiliar a nuestro amiguito y que tenga la mejor vida posible.

La epilepsia canina es parecida al de las personas. Es una enfermedad que proviene del cerebro y que presenta diferentes ataques que suceden sin ningún orden. Son causados por descargas que produce el mismo cerebro.

Este tipo de ataques llevan al perro a tener movimientos bruscos de sus partes, gran cantidad de saliva, no poder controlar sys esfínteres y olvidos constantes.

1. ¿Qué se puede hacer antes ataques de epilepsia?

Lo primero a tener en cuenta es no sumar nervios ante el problema. Siempre calmo y tratar al perrito en un sitio tranquilo donde no se pueda golpear o caerse.

Apoyarlo sobre una colchoneta o almohadones cómodos. Gracias a estos cojines vamos a lograr amortiguar los golpes que provienen de las convulsiones.

Aunque en muchos canales de YouTube o blogs afirmen que sacar la lengua del perro es una buena idea, debes saber que no lo es. De esta forma solo lograrás que se lastime y se haga daño.

Regalarle un lugar con paz cuando todo termine. Necesitará un tiempo para relajarse porque las convulsiones dejarán al perro sumamente cansado y sin fuerzas.

Si el veterinario recomienda algún tipo de medicamento para que se calme, luego del ataque es el instante ideal para suministrárselo. Los profesionales aconsejan relajantes musculares que se administran vía rectal.

2. ¿Como saber si el animalito va a sufrir un ataque epiléptico? 

Los ataques son siempre diferentes, algunos con mayor fuerza y otros con menor intensidad. Lo que si pasa en todos los casos son diversas señales de alarma que anticipan la llegada de un ataque de epilepsia.

Por ejemplo, un perro puede verse molesto porque siente que está por pasar algo fuera de lo común en su cuerpo, y de este modo estaremos alerta.

¿Por qué es primordial estar alerta ante estas señales? Bueno porque de este modo vamos a llegar a prevenir posibles golpes del perro o colocarlo en un sitio seguro para él.

3. ¿Hay cura para la epilepsia canina?

A pesar de lo feo que es esta enfermedad, por suerte hay solución. Claramente no es para nada “lindo” tener que presenciar como el perrito sufre, porque aunque solo pasen unos minutos, para el dueño del can epiléptico puede parecer una eternidad.

Por lo general lo perros que padecen de epilepsia no se ven en la necesidad de ir a urgencias. Solo necesitan ir cuando los ataques son frecuentes y con muy poco tiempo entre ellos.

Si la epilepsia es idiomática, generalmente es hereditaria y tristemente no tiene cura, además el perro deberá estar en tratamiento toda su vida canina.

También, se conocen los casos de epilepsia provocada por un tumor en el cerebro o una isquemia, que podría solucionarse con una operación delicada.