Pilates Para Adelgazar: La Solución Para Bajar De Peso

El método Pilates para adelgazar es una actividad excelente para modelar el organismo con actividad anaeróbica. También es beneficiosa para quitar la Obesidad del cuerpo y conseguir una figura tallada y saludable.

Si bien el Pilates no adelgaza directamente ya que es una disciplina que no se encuentra especializada en la perdida de peso corporal pero relacionada con ejercicios específicos es posible lograr un organismo libre de grasa y además bien tonificado.

Pilates Para Adelgazar

Método Pilates Para Adelgazar

A continuación vamos a conocer cuatro ejercicios realmente útiles y elementales para practicarlos en la comodidad del hogar y sin tener que concurrir al gimnasio cercano a su domicilio. Ahí vamos..

Acostarse en el suelo mirando hacia arriba y mantener la espalda recta en su totalidad, piernas estiradas bien separadas del suelo y las manos detrás de la cabeza.

Ahora es tiempo de levantar el torso hasta la altura de los hombros y elevar la rodilla izquierda hasta que se encuentre en el pecho junto con el codo derecho hacia la rodilla, con el objetivo de reunirlos. Repetir el trabajo quince veces intercambiando piernas y brazos.

Ahora estando boca arriba, se deben doblar las piernas con sentido hacia el pecho y agarrar rodillas con los brazos.

Poco a poco estirar la espalda, juntar piernas y levantar hacia adelante. Luego, estirar los brazos hacia ambos lados y hacer movimientos ágiles, en ese mismo instante inhalar y exhalar en cinco oportunidades. Repetir el ejercicio diez veces.

Acostarse sobre el vientre con la cabeza mirando al piso, mantener las piernas de igual forma que los brazos estirados. A continuación, elevar los brazos, pecho y las piernas manteniéndolas en el aire. Inhalar y exhalar en la misma posición y levantar el brazo derecho y de la misma forma la pierna izquierda.

Luego hacer todo lo contrario, elevar el brazo izquierdo junto al miembro derecho sin tener que tocar el suelo. Hacer el trabajo diez veces.

Sentarse en el piso con las piernas flexionadas y enganchadas al pecho (lo máximo posible). Los brazos deben estar adheridos a las piernas y tobillos.

A continuación, dejar caer la cabeza entre las rodillas mientras se contraen los abdominales.

Dejarse caer siempre apoyándose en la espalda y hacer un rol adelante con los pies juntos. Hacer fuerza con el muslo, pegar un salto con los brazos y siempre extendiéndolos. Para finalizar volver a la posición de inicio. Repetir el ejercicio unas diez veces.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR